sin comentarios

Friburgo

Tomar tranquilamente un café en un casco antiguo medieval, admirar las fachadas antiguas y hermosas fuentes, escuchar hablar en los dos idiomas locales y disfrutar de la vista en la lejanía de la torre de la catedral, de 74 metros de altura, es una de las mejores cosas que puede hacerse en Friburgo.

Situado sobre un promontorio rocoso bañado por el Sarine en tres costas, Friburgo es una de las mayores ciudades medievales de Suiza. Más de 200 fachadas góticas del casco antiguo del siglo XV confieren a la ciudad un encanto incomparable.

Un sistema de murallas de al menos dos kilómetros protegió en otro tiempo la ciudad. Los restos de murallas, torres y un bastión han sido conservados. El edificio más llamativo de Friburgo, sin embargo, la catedral, llama la atención con sus magníficos ventanales de vitrales. Dedicada a San Nicolás, fue construida por etapas desde 1283 y tiene una torre de 74 metros de alto desde donde se puede apreciar una vista panorámica excepcional.

El encanto italiano de la capilla de Loreto es una obra del barroco temprano se encuentra en una colina que ofrece otro punto de vista de la ciudad. Un funicular une la vieja Neuveville con la ciudad alta, rica en espacios donde se puede pasear. Friburgo es una ciudad universitaria animada, con muchos estudiantes de todo el mundo, formando un grupo cosmopolita variado. Las estrechas calles están salpicadas de pequeñas boutiques, tiendas de antigüedades, cafés y restaurantes que ofrecen sus servicios a los estudiantes, población local y extranjeros.

Entre los lugares que harán las delicias de los amantes del arte figurativo destaca el “Espace Jean Tinguely et Niki de Saint Phalle“, ubicado en un antiguo depósito de tranvías. Un recorrido por las esculturas a través del centro de la ciudad con obras de ambos artistas. El Centro de Arte Contemporáneo Fri-Art también organiza numerosas exposiciones. El Museo de la Marioneta y el Museo de Historia Natural tienen unos recursos didácticos muy interesantes.

Hay una visita obligada a la abadía cisterciense del monasterio de Hauterive fundado en 1137, que sirvió como lugar de parada en el camino a Santiago de Compostela.

Más información:

La ciudad de Friburgo, en la página web de la Oficina de Turismo de Suiza.

Friburgo

Puntos fuertes de la ciudad de Friburgo

Casco antiguo de Friburgo
Fachadas góticas, fuentes bonitas, acogedoras cafeterías y tabernas cuyo encanto nos remonta a tiempos pasados.

Espace Jean Tinguely y Niki de Saint Phalle
Este museo está dedicado al escultor Jean Tinguely y su esposa, la artista Niki de Saint Phalle.

Catedral de San Nicolás
Esta catedral sigue los cánones arquitectónicos de Alemania y terminó satisfaciendo los deseos de la población francesa con la instalación de unas magníficas vidrieras.

Funicular de Friburgo
La línea fue inaugurada en 1899 y conecta el centro de la ciudad con la ciudad baja.

Gruyer
No muy lejos de Friburgo se encuentra el pueblo de Gruyère, homónimo del famoso queso, donde podemos descubrir los secretos de la producción de su famoso queso.

Murten
La pequeña ciudad medieval en la orilla sureste del lago del mismo nombre, tiene unas murallas intactas y un paseo marítimo agradable, con una amplia oferta de deportes acuáticos.

Uso de cookies

Rutasymapas.com usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.