sin comentarios

Viajar a Dinamarca

Dinamarca constituye un atractivo país formado por cerca de 500 islas de las cuales Selandia, la mayor en tamaño y población, alberga la actual capital, Copenhagen. Cuna de famosos escritores, entre ellos Hans Christian Andersen, Dinamarca atrae en la actualidad por la hospitalidad de sus gentes, sus vastas e inabarcables llanuras y por su legendario pasado, que nos evoca una época dominada por frecuentes luchas favorecidas por los vikingos, temibles piratas que dominaron los mares del norte durante los siglos VIII al X d.C.

Señas de Identidad
Nombre oficial
: Reino de Dinamarca.

Situación geográfica: Dinamarca está situada en el norte de Europa. Se halla unida a Alemania por el sur, a través de una línea fronteriza de 68 Kilómetros, y enmarcada por el Mar Norte y el Mar Báltico por el oeste y este respectivamente. El país está formado por la península de Jutlandia, dos grandes islas, Fionia y Zelanda, además de otras 500 islas e islotes, algunas de gran importancia, encontrándose 100 de ellas habitadas.

Fronteras: Por el Sur tiene 68 Kilómetros de frontera con Alemania.

Superficie: 44.000 Kilómetros cuadrados.

Población: El último censo danés sitúa la población en 5.336.394 personas con lo que el país se convierte en el de mayor densidad, casi 120 personas por Kilómetro cuadrado.

Capital y población: La Capital de Dinamarca es Copenhague, situada en la Isla de Zelanda. Presenta una población que ronda el millón cuatrocientos mil habitantes.

Principales ciudades: Arhus, Odense, Legoland, Alborg.

Religión: La iglesia danesa es protestante, Evangélica-Luterana. Los servicios religiosos son normalmente celebrados a las 10.00 de la mañana los domingos.Una misa católica en español suele celebrarse en la Iglesia de San Agustín, en Copenhague.

Lengua oficial: El idioma oficial es el danés hablado por la práctica totalidad de los habitantes del país. Se trata de una lengua con las mismas raíces que el Sueco y el Noruego por lo que los habitantes del norte, a pesar de la diferencia lingüística, se entienden entre sí.

Gobierno: Dinamarca tiene la monarquía más antigua del mundo que se remonta al año 930 d.C. En 1849 se convirtió en una monarquía constitucional, en la actualidad además parlamentaria.

Principales recursos económicos: Diseño de productos como la plata, porcelana, cristal, muebles y arquitectura. Petróleo.

Hora local: No hay diferencia horaria, ni en verano ni en invierno con respecto a España.

Documentación necesaria para viajar a Dinamarca

Dinamarca es un país miembro de la Unión Europea por lo que los ciudadanos comunitarios sólo necesitan el carnet de identidad o pasaporte para entrar en él país y permanecer en él hasta tres meses, sin necesidad de visado.

Moneda
Moneda
: La moneda oficial es la corona danesa. Una corona corresponde a 100 oere. Hay billetes de 50, 100, 5.000 y 1.000 coronas. A partir de enero del 2.002 entra en vigor el euro, moneda oficial de la C.E.

Cambio: Las pesetas se cambian fácilmente en los bancos y oficinas de cambio.

Tarjetas de crédito y cheques de viaje: Se aceptan tarjetas de crédito internacionales.

Clima
Al igual que sus vecinos del norte, Dinamarca se beneficia en parte de la corriente cálida del Golfo que recorre el Atlántico desde el Caribe. Esto influye en el clima, que presenta fuertes variaciones según las estaciones. Así, los meses de abril y mayo se caracterizan por tener suaves y agradables temperaturas. De junio a agosto hace más calor y el sol no se pone hasta bien pasadas las nueve de la noche. En otoño, de septiembre a noviembre, suele soplar un fuerte viento y llueve, mientras que el invierno trae consigo algo de nieve y heladas. La temperatura media en Copenhague es de 0 grados en enero, 13 en mayo, 20 en agosto y 6 en noviembre.

Electricidad

La red eléctrica en todo el país funciona con corriente alterna de 220 voltios.

Turismo en Dinamarca

Turismo en Dinamarca

Qué ver en Dinamarca

COPENHAGUE: La capital del país y también la ciudad más grande de Escandinavia. Para conocer la ciudad lo primero es conseguir un “Copenhagen Card”, Tarjeta de Copenhague, que ofrece viajes ilimitados en tren y autobús así como acceso gratuito en un buen número de museos y lugares de interés y descuentos en los ferrys que se dirigen hacia Suecia. De visita obligada es el Palacio de Amalienborg, residencia de las Reyes, construido en el siglo XVIII. También hay que visitar el Palacio de Christianborg, actual sede del parlamento danés, así como el Castillo de Rosenborg, construido por el Rey Christian IV en el siglo XVII, donde se exponen los objetos personales de varios monarcas daneses así como las Joyas de la Corona. Otra visita recomendada es el “Museo Blixen”, famosa escritora bajo el seudónimo de Isaak Dinesen. Y puestos a ver museos, en el del Juguete se exponen todo tipo de juegos y juguetes de niños de todos los tiempos. Teniendo en cuenta la fama de las cervezas danesas, resulta interesante hacer un Tour por las cervecerías de Carlsberg o Tuborg.

LOUISIANA: Situada a tan sÓlo 34 Kilómetros de Copenhague, en el pueblo pesquero de Humbaek, posee uno de los más interesantes museos de arte moderno de los países nórdicos. El billete de tren incluye la entrada al museo.

CASTILLO DE KRONBORG: En este castillo se sitúa la obra Hamlet, de Shakespeare. Está situado en el noroeste de Zelanda, en Helsimgor, a 47 Kilómetros de la capital. Entre las numerosas salas abiertas al público destacan las salas reales. En las casamatas está situada la impresionante estatua de Hoger el Danés, un guerrero mítico al que la leyenda describe dormido y que despertará en caso de que Dinamarca se encuentre en peligro.

ODENSE: Es la ciudad de Hans Cristian Anderesen donde se encuentra el museo dedicado al escritor. En este museo se exponen algunos de los recuerdos personales más significativos de Andersen, entre ellos la correspondencia que mantuvo con Charles Dickens. Otro de los principales atractivos de Odende es la Villa de Fiona, donde se muestran al aire libre granjas, molinos y comercios de los siglos XVIII y XIX.

LEGOLAND: Constituye un auténtico paraíso para los niños, situado en Billund, en la tierra firme de Jutlandia. Este inmenso parque reconstruye a escala reducida con piezas de lego, edificios históricos y pueblos enteros.

Gastronomía de Dinamarca

Restaurantes: Solamente en Copenhague hay más de dos mil restaurantes lo que da una idea de la variedad gastronómica del país. De entre todos los platos destaca uno en especial, el pescado, que se sirve de todas las formas imaginables, crudo, ahumado, hervido, asado o a la plancha. El punto álgido de la cultura gastronómica danesa es la mesa fría, un buffet con una variedad casi ilimitada de platos fríos y calientes. Pescados, carnes, verduras, legumbres, embutidos, pan etc. Otra especialidad es el “smorebrod” o sandwich abierto. Se trata de una rebanada de pan blanco o integral, bien untada con mantequilla danesa y adornada con carne ahumada, pescado (arenque sobre todo), verdura, queso y acompañado de un buen vaso de la genuina cerveza danesa y, si el estómago lo permite, de una copita de “snaps”, el tradicional aguardiente. Casi todos los restaurantes y cafeterías ofrecen este sándwich abierto a modo de comida rápida que se toma a mediodía. Otra especialidad es la pastelería, que en Dinamarca es exquisita. La almendra, el hojaldre y las cremas son los ingredientes fundamentales. A tener especialmente en cuenta es el “wienerbrod” y las pastas danesas. Los productos lácteos tienen también gran importancia en la gastronomía, especialmente la mantequilla con un poco de sal y los quesos, entre ellos el “Danablu y el Esrom”. En Navidad se toma una bebida muy especial, conocida con el nombre de “Julglogg”, un vino dulce caliente preparado con clavo y canela y regado con un poco de vodka.

Indumentaria
Desde finales de otoño hasta principios de la primavera conviene llevar ropa de abrigo, incluyendo un buen calzado, debido a la presencia de la lluvia y la nieve. Para el resto del año es aconsejable viajar a Dinamarca portando ropa ligera, pero sin perder de vista la gabardina, el paraguas y calzado cómodo y resistente. No hay nada como patear las calles de las principales ciudades y también las caminatas por la naturaleza. En general, el danés viste de manera informal, salvo para los grandes acontecimientos y cuando acude por la tarde al ballet o a la ópera.

Salud y vacunas
No se exige ningún requisito especial de vacunación para los ciudadanos de la Unión Europea.

Desplazamientos en Dinamarca

Taxis: En Copenhague resulta fácil conseguir taxi aunque las tarifas son elevadas. Existe además un incremento del número de estos vehículos de transporte durante los fines de semana y las horas nocturnas.

Trenes: Hay una extensa red de trenes de cercanías que funcionan en conexión con los autobuses teniendo además billetes comunes. Los ferrocarriles estatales daneses, DSB, cubren casi todos los servicios de tren. Muchos de éstos funcionan como trenes de cercanías. Así, hacia la península de Jutlandia o a la isla de Fiona hay trenes cada hora y no es necesario bajarse del mismo cuando el tren cruza los estrechos en los transbordadores. En algunos trenes, sin embargo, es necesario reservar plaza lo que se puede hacer en cualquier estación.

Autobuses urbanos: Los transportes públicos funcionan de manera sastisfactoria en Dinamarca y los autobuses locales en las ciudades circulan normalmente entre las cinco de la mañana (días laborables y días festivos) y las 12:30 de la noche. Los autobuses nocturnos circulan hasta las 4.30 de la madrugada. Los menores de 7 años no pagan billete y desde esta edad hasta los 11 años viajan por la mitad de precio. Los adultos pueden comprar sus billetes o bonobuses al conductor.

Transbordadores: Las islas más importantes están unidas por una red de transbordadores que funcionan en conexión con los trenes nacionales y autobuses regionales. Además estos barcos están abiertos al público, a los coches particulares, motos y bicicletas. Es conveniente realizar reserva de plaza, sobre todo si se viaja en coche.

Bicicleta: Dinamarca es el paraíso de la bicicleta. En las oficinas de turismo le indicarán dónde dirigirse para alquilar este medio de transporte, idóneo no solo para recorrer la capital y evitar así tener que estar pendiente de los autobuses, sino también para hacer excursiones a diferentes puntos del país. La bicicleta, para los daneses, forma parte de su vida por lo que este medio de transporte es admitido tanto en trenes, como en autobuses y transbordadores.

Coches de alquiler: Viajar en coche por Dinamarca es un auténtico placer. Las principales compañías de alquiler de automóviles tienen oficinas en la mayoría de las ciudades del país. Las distancias son cortas, las autopistas buenas y gratuitas y la red de carreteras secundarias son modernas y se encuentran bien señalizadas. Para recorrer el país en coche hay que tener en cuenta las normas de circulación. Durante todo el año son obligatorias las luces de cruce incluso durante el día. La velocidad máxima en autopista es de 110 Kilómetros por hora, en carretera de 80 y en ciudades de 50. El cinturón de seguridad es obligatorio tanto en los asientos delanteros como en los traseros.

Horarios laborales
Tiendas
: El horario comercial es de 09:00 ó 10:00h. (depende de las tiendas) a 17:30 ó 18.00 h. Esta jornada suele prolongarse los viernes hasta las 19:00 ó 20:00h. Durante los sábados el horario suele ser de 12:00 a 14:00 h. aunque en Copenhague, la apertura de los comercios varía considerablemente. Por lo general, los comercios abren hasta las 17:00 h. todos los primeros sábados de cada mes.

Bancos: Los bancos abren los días laborables de 09:30 a 16:00 h. prolongando los jueves este horario hasta las 18:00 h. Los bancos de algunos aeropuertos, estaciones de tren y barcos están abiertos durante más horas al día y también los fines de semana.

Direcciones útiles
Embajada de Dinamarca en España: Claudio Coello, 91, Madrid. Tlf. 91-431.84.45. SAS: Líneas Aéreas Escandinavas, Gran Vía, 86 Madrid. Tlf 91-541.69.44/547.17.00. Oficina de Turismo: Bernstorffsgade 1, 1577 Copenhague. Tlf. 07-45.33.11.13.25. En caso de emergencia, de cualquier tipo, llamar al número de teléfono 112. Es una llamada gratuita desde cualquier teléfono público.

Agua
El agua, en las principales ciudades de Dinamarca, es potable. No obstante, es aconsejable beber agua embotellada, para evitar posibles malestares estomacales.

Responder

Uso de cookies

Rutasymapas.com usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies