10 cosas que no sabías sobre el Oktoberfest

El Oktoberfest solo sucede una vez al año, en la ciudad de Múnich. Y cuando sucede todo el mundo está feliz. Y en esta ocasión, en homenaje más famoso de cerveza de todo el mundo, te compartimos 10 hechos curiosos que seguramente no sabías de él:

1. El Oktoberfest no es un festival de cerveza

Puedo oír tu llanto. Al contrario de la creencia popular, la Oktoberfest – o “Wiesn”, para los locales – no es un festival de la cerveza, pero, sí, la celebración del aniversario de boda del Príncipe Luis de Baviera y su esposa, la Princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen.

Fiesta del Oktoberfest

Fiesta del Oktoberfest

Cuando los enamorados se unieron en 1810, la realeza celebró el evento con una fiesta pública, en la que ni una gota del líquido dorado fue derramada. Fue sólo en 1819 que las carreras de caballos fueron sustituidas por los vendedores de cerveza. A pesar de la prudencia inicial, todavía puede encontrar a algunos idólatras, levantando una taza (‘krug’ en alemán) en homenaje al viejo señor y a la dama que han hecho posible todo esto.

2. El Oktoberfest no ofrece cerveza…

Otro hecho sorprendente es que el festival no sirve “cerveza”; pero sí, la bebida apropiadamente llamada de ‘Oktoberfestbier’. Servida en 13 tiendas enormes, y hecha solamente por seis cervecerías, con sede en Múnich. Estas bebidas especiales son únicas del evento, y llamarlas con algún otro nombre que no sea el oficial sin duda será una grave descortesía.

3. El festival tiene otro lado…

Lo creas o no, hay mucho más que alcohol en la Oktoberfest. La música es un factor muy importante en las celebraciones, incluyendo grupos musicales que tocan una mezcla de éxitos (de hace ya algunos aaños) como los Black Eyed Peas, junto con clásicos tradicionales del Oompah alemán.

Si la música y el baile no es lo tuyo, puedes visitar la tienda Armbrustschützenzelt. Un pabellón popular para locales y extranjeros, donde puedes pasar tu tiempo bebiendo la Oktoberfestbier de la cervecería Paulaner, devorando una jugosa rodilla de cerdo; o practicando tus habilidades de tiro con arco en la competición anual.

4. La supervivencia del más fuerte

No sólo son exclusivas de la fiesta, pero las VIBs (‘Very Important Beers‘, o Cervezas Muy Importantes) también son fuertes. Se sirven en una clásica taza ‘stein’ de 1 litro, la teniendo un un contenido alcohólico de 6%, lo que hace que estas cervezas doradas oro-ámbar sean más fuertes que las bebidas convencionales. No obstante, estas fuertes cervezas se consumen en volúmenes equivalentes a piscinas olímpicas – con 6,4 millones de litros consumidos en el evento del año pasado.

Cervezas en el Oktoberfest

Cervezas en el Oktoberfest

5. Nada de bebida sin consentimiento

Se podría pensar que esta conmemoración colosal de cerveza tendría un estilo un tanto “todo vale”, pero estarías equivocado. Sólo se puede empezar a beber en la Oktoberfest cuando el maestro de ceremonias – el alcalde de Múnich – abre el primer barril de cerveza, al proclamar “El’ zapft is” (“Está abierto!”).

6. El Oktoberfest no comienza en Octubre

Este legendario evento de otoño ni siquiera comienza en octubre, entonces ¿por qué tiene este nombre? A lo largo de los años, se ha anticipado, empezando a mediados de septiembre, donde con suerte, se encuentra un clima más soleado. El festival propiamente dicho comienza el 16 de septiembre, de este año y termina el 3 de octubre.

El Oktoberfest empieza en septiembre

El Oktoberfest empieza en septiembre

7. ¡A tu salud!

La razón por la cual la Oktoberfest se ha convertido en un marco tan popular e importante en Múnich no es por mero placer, sino por necesidad. El sur de Baviera había sido conocido por su terrible suministro de agua dulce. Entonces, para combatir el cólera, la peste y otras terribles enfermedades, los residentes locales bebían la alternativa más segura, y probablemente la más sabrosa, la cerveza.

La purificación del agua ha crecido rápidamente desde el siglo XIX, pero eso no significa que ciertas tradiciones no merezcan la pena ser mantenidas. Entonces, ¡a tu salud!, o ‘zum Wohl!’, como dicen los locales.

Salón de cerveza Hippodrom en el Oktoberfest

Salón de cerveza Hippodrom en el Oktoberfest

8. Paris Hilton ha sido prohibida permanentemente en el Oktoberfest

Mientras que los adolescentes pueden unirse a la fiesta desde los 14 años de edad, siempre que vayan acompañados por un adulto, la seguridad del evento es conocida por su forma rígida de proteger a la celebración (así como al público y participantes).

Una selección de borrachos inconvenientes son expulsados todos los años, pero en la parte superior de la lista de notoriedad resalta el nombre de Paris Hilton. Vestida con su ‘dirndl’ bávaro más revelador (‘dirndl’, el vestido tradicional de la Oktoberfest), la diva americana apareció en el festival, en 2006, para promover una marca de vino en lata. ¿El problema? Es que lo hizo sin ningún tipo de acuerdo con los organizadores del Oktoberfest. Así, después de que un grupo (ebrio) del público iniciara una revuelta, Paris terminó por ser prohibida permanentemente en este festival.

9. Sorprendentemente, es un lugar receptivo a los niños

En los últimos años, los organizadores del festival han intentado alejarse de su imagen más popular del mundo, en dirección a una celebración más orientada a la familia. La apariencia del festival siempre ha sido importante para el Oktoberfest, pero ahora es más importante que nunca, con una rueda gigante, montañas rusas, juegos y desfiles tradicionales bávaros abiertos a personas de todas las edades, formas y niveles de borrachera.

Zona de atracciones en el Oktoberfest

Zona de atracciones en el Oktoberfest

10. La sala de objetos perdidos es un cofre de tesoros

Naturalmente, para un espectáculo con tantas personas con alcohol en la sangre, el sector de objetos perdidos crece inconmensurablemente todos los años con miles de objetos abandonados, y 2013 ha sido un año que ha pasado a la historia.

Además de lo de siempre, en este año se registraron 1056 pasaportes, 520 carteras, 320 celulares, 300 bolsas y mochilas y 50 cámaras; hubo hallazgos más peculiares, como dos alianzas de boda, un aparato auditivo, una prótesis, una lápida en forma de un lápiz y un Segway. Y, en las declaraciones de perdidos, un infeliz bebedor declaró haber perdido 50.000 euros en efectivo; aunque seguramente se lo gasto bebiendo.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com