10 cosas que puedes hacer en Milán con menos de 10 euros

Milán tiene fama de ciudad cara. Asociada al glamour de la moda, del diseño, la capital económica de Italia tiene precios que pueden ser elevados para turistas y locales, pero, como toda gran ciudad, tiene también opciones de diversión barata y hasta gratis. Y de esto te hablaremos en el post de hoy.

Para no perder lo que la ciudad puede ofrecer, hemos preparado una lista de 10 atracciones de menos de 10 euros para que disfrutes de Milán y no termines con tu presupuesto.

1. Arte

La Gallerie d’Italia alberga la colección privada del banco Intesa San Paolo y está abierta de forma gratuita para locales y turistas, ofreciendo la entrada a dos hermosos palacios.

Ubicada en la céntrica Plaza de la Scala, expone obras modernas y contemporáneas de artistas italianos y extranjeros. Una gran opción para aquellos que gustan del arte, pero tienen un presupuesto corto.

Un poco más fuera del centro, pero cerca del metro M5 se encuentra el HangarBicocca, gran espacio expositivo patrocinado por el grupo Pirelli que expone obras permanentes e instalaciones temporarias de artistas contemporáneos. Su entrada es completamente gratuita.

2. Iglesias

No existe ninguna iglesia en Milán donde se tenga que pagar para ingresar. Conocer una iglesia en un país europeo va más allá de la cuestión religiosa. Es una manera de entender la historia del lugar, ya que por siglos la vida religiosa y privada se fundían de manera muy intensa.

Además, algunas iglesias milanesas guardan frescos y obras de arte de inmenso valor artístico y cultural. El osario de San Bernardino alle Ossa, la “Capilla Sixtina” de la primera jornada en San Maurizio, la ilusión óptica en Santa María en San Satiro, son sólo algunos ejemplos de las joyas de esta ciudad.

3. Parques

Para quien viene a Milán, en la primavera o el verano, nada mejor que disfrutar de uno de los parques de la ciudad; siempre con la opción de hacer un pic nic entre un paseo o en otro. En días de calor, incluso de puede ver a algunos habitantes de la ciudad tomando el sol con trajes de baño.

El Parque Sempione, detrás del Castillo Sforzesco, es uno de los mayores y más turísticos. Por su parte, el Jardín Públicos de Porta Venezia, el más antiguo, es el más frecuentado por locales. En adelante, los Jardines de la Villa Reale son magníficos, pero sólo si vas acompañado de niños menores de 12 años.

4. La ciudad en bici

Para los apasionados de las dos ruedas, un modo diferente de moverse por las antiguas calles estrechas del centro es el servicio de bikesharing de la ciudad, el BikeMi. Los turistas tienen que registrarse en la web del servicio, proporcionando el número de la tarjeta de crédito y recibir la contraseña para retirar una bicicleta en las más de 200 “estaciones” de la ciudad.

El precio es de 2,50 euros por 24 horas, pero las bicicletas tienen que ser “publicadas” en una “estación” cada 30 minutos.

5. Un recorrido en teleférico

El teleférico amarillo (aquí llamado “tram”) es, junto con el Duomo, uno de los símbolos de Milán. Aquí podrás ver varios y de diferentes épocas, pero el más querido por todos, el rey de los caminos, es el de los años 20-30, con bancos de madera por dentro y pequeñas lámparas de arañas de cristal.

La línea histórica que atraviesa el centro con teleféricos antiguos es la en. 1. Lo ideal es tomarlo en la Plaza de la República (metro línea amarilla), entrar por el centro, pasar por la Plaza de la Scala, el Castillo y pasar por el Arco della Pace.

En Corso Sempione, después del arco, se puede bajar, cruzar la calle y tomarlo de nuevo para volver al centro. Una de las mejores formas, sin duda, de conocer el centro de la ciudad de Milán.

6. Los Museos Municipales

La prefectura de Milán tiene una colección de arte grandísima y extraordinaria, que han dejado como herencia los habitantes más adinerados de la ciudad. Esto hace que algunos de sus museos (aquí llamados “musei civici”) sean verdaderos paraísos para los que gustan del arte.

Hay arqueología en el Museo Arqueológico, que trae un poco de Milán en la época romana, arte antiguo en el hermoso Museo de Arte Antiguo del Castillo Sforzesco, que cuenta la historia de la ciudad a través de los restos del arte y la arquitectura milanesa. Puedes observar hermosos cuadros de la Pinacoteca del Castillo, arte italiano contemporáneo del Museo Novecientos, dinosaurios, fósiles y animales de peluche en el Museo de Historia Natural, instrumentos musicales antiguos, arte egipcio y mucho más en la Galería de Arte Moderno, conocer especies marinas en el Acquario Civico, disfrutar de la belleza de la Casa-Museo Boschi di Stefano y mucho más.

Singularmente, los museos tiene una tarifa de 5 euros (en el castillo, el ticket da derecho a todos los museos del complejo), pero también existe la opción de elegir sólo algunos museos.

7. Comidas

Sí, en Italia la comida puede ser considerada una atracción dada la diversidad y calidad de algunas golosinas.

El presupuesto de 5 euros no es lo ideal, pero con él puedes degustar un buen helado, probar el famoso panzerotto del Luini o comer un panino (sándwich) en varios bares de la ciudad, hecho con un buen pan y relleno de mozzarella y un excelente jamón.

8. Los Tejados del Duomo

Son más de 200 escalones, pero todo el esfuerzo va a ser compensado por el placer de caminar por los tejados del Duomo, la tercera catedral más grande del mundo; desde donde lograrás tener una de las vistas más hermosas de la ciudad y de los alrededores (en días de cielo despejado, se pueden ver hasta las montañas). Sin contar que los detalles vistos desde arriba son, por sí mismos, un espectáculo.

9. Aperitivo

Es el ritual de Milán por excelencia y una estancia en Milán sin un aperitivo, es una media estancia. Elije el barrio de Brera, Navigli, Isola o el centro y seguro que encontrarás un bar con el ambiente que más se adapta a tu estilo. Mézclate con los milaneses que acaban de salir del trabajo y con los estudiantes, relájate y diviértete.

10. Los Museos Nacionales y Privados

Un poco más de arte, porque en Italia nunca es suficiente. Los grandes museos de la ciudad como la Pinacoteca de Brera, la Pinacoteca Ambrosiana, la Última Cena y las excelentes casas museos, entran en un rango de precio más alto, pero todavía accesible (puesto que no supera los 10 euros).

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com