El Alcázar de Toledo, visión general.

Alcázar de Toledo: el monumento que domina la ciudad

La construcción del Alcázar de Toledo se remonta a la época romana. Fue ocupada más tarde y reconstruido por los visigodos, y luego se transformó en una fortaleza árabe. Después de su restauración por los cristianos, se convirtió en una estructura militar de Alfonso VI y Alfonso X.

En 1535, Carlos V encargó al arquitecto Alonso de Covarrubias transformar la fortaleza en una lujosa residencia real. El edificio estará en obras durante el reinado de Felipe II.

La diversidad en la construcción de este edificio es más evidente en sus cuatro fachadas, cada una con un estilo diferente. Una de ellas conserva los vestigios del pasado medieval del edificio. La fachada occidental es de estilo renacentista. La fachada norte, desarrollada por Covarrubias, coincide con el estilo «plateresco» (transición entre el gótico y el renacentista). Y el lado sur, Juan de Herrera, es «churrigueresco» (escultura y ornamentos).

Desde su abandono como residencia real, el Alcázar de Toledo está sujeto a los vaivenes de la historia. En el siglo XVII, el edificio se convirtió en una prisión estatal. Sufrió un incendio en 1710 durante la Guerra de Sucesión y cien años más tarde, en 1810, la Guerra de la Independencia destroza el monumento. En 1887 se produjo un tercer incendio. El golpe de gracia llegó con la Guerra Civil, donde fue devastada por completo la fortaleza. Fue reconstruido en 1950 de acuerdo con los planes de originales de Covarrubias y Herrera.

En la actualidad, el Alcázar de Toledo alberga el Museo del Ejército y la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

El Alcázar de Toledo, visión general.
El Alcázar de Toledo, visión general. Fotografía: SOL-druidabruxux (Flickr)

La historia del Alcázar de Toledo

Una manera de hacer turismo y hacerlo de forma diferente, conociendo una parte muy importante de la historia de nuestro país, es buscando un hotel en Toledo y descubriendo todo lo que nos tiene que mostrar esta espectacular ciudad.

Hoy queremos hablar del Alcázar de Toledo, conocido por el asedio sufrido durante la Guerra Civil española y que se convirtió en un símbolo de su inicio.

Los militares que se habían sublevado, los del bando nacional, contra la República, el régimen que gobernaba en 1936, se refugiaron en el Alcázar, pero no lo hicieron solos, sino que lo hicieron junto a sus familias.

La lucha del bando nacional y el bando republicano

Los republicanos comenzaron a asediar el lugar el 21 de julio del mismo año, pero no consiguieron su objetivo hasta el 27 de septiembre.

Las personas que vivieron dentro del Alcázar de Toledo durante estos meses, eran además de los militares, alrededor de 670 civiles, entre los que se encontraban mujeres y niños. A ellas no se les permitió participar en su defensa, ni siquiera se les permitió cocinar o curar a los heridos, pero ayudaron a los hombres con apoyo psicológico a aguantar hasta que Franco entró en la ciudad para acabar con el ejército republicano.

La historia viva de España

Conocer la historia mientras se visita el Alcázar de Toledo es emocionante, ya que su estado de conservación es muy bueno y se mantienen prácticamente de la misma manera en la que se vivió este asedio algunas de las múltiples estancias.

También se pueden ver los colchones, los utensilios de cocina, e incluso algún mendrugo de pan que quedó de la época.

Si se realiza una visita guiada la sensación es mucho más intensa, ya que se conocen algunas de las anécdotas que allí se sucedieron y de cómo tanto los miembros del bando nacional, como los del republicano, lucharon hasta el último momento por hacerse con el Alcázar de Toledo.

Una vez finalizada la visita por el Alcazar de Toledo también se puede hacer turismo por las calles que las rodean, con los típicos empedrados, calles estrechas y empinadas de una ciudad tan hermosa como Toledo.

Así que ya sabéis, si os gusta la historia y queréis conocer un poco más sobre la de España, esta es la mejor manera de vivir de cerca y hacerse una idea del horror que supone una guerra que no debería repetirse jamás.

Fotografías del Alcázar de Toledo

El Alcázar de Toledo domina la ciudad como una fortaleza, que es exactamente lo que era.

A continuación, transformada por los Reyes Católicos tras la Reconquista, el Alcázar fue reconstruido, imprimiendo su huella en el edificio, incluyendo las paredes, eliminando lo que no les gustaba…

Alcázar de Toledo y su fachada de época moderna
Alcázar de Toledo y su fachada de época moderna. Fotografía: Francisco Javier Martín (Flickr)
Alcázar de Toledo, fachada de época medieval.
Alcázar de Toledo, fachada de época medieval. Fotografía: Juan Moreno Segui (Flickr)
Una galería del Alcázar de Toledo
Una galería del Alcázar de Toledo. Fotografía: Francisco Javier Martín (Flickr)
Toledo, Alcázar: galerías interiores.
Toledo, Alcázar: galerías interiores. Fotografía: Francisco Javier Martín (Flickr)
La escalera monumental que conduce a las galerías
La escalera monumental que conduce a las galerías. Fotografía: Francisco Javier Martín (Flickr)
Toledo. Fotografía del Alcázar por la noche.
Toledo. Fotografía del Alcázar por la noche. Fotografía: eschipul (Flickr)

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies