Visitar la ciudad de Avilés

En apenas una década la imagen de Avilés se ha transformado por completo. Antes se identificaba con altas chimeneas humeantes y hoy lo hace con edificios históricos, espaciosas zonas verdes o una ría que ha dejado de estar contaminada para convertirse en un foco de cultura. Esta villa, ubicada en el centro de la región, ha querido quitarse de encima la etiqueta de ciudad contaminada y explotar otra, la de ciudad milenaria.

Y es que cuenta con uno de los cascos históricos más impresionantes del norte de España y en los últimos años se han afanado en conservarlo en las mejores condiciones posibles. Así, ahora pueden visitarse los palacios de Valdecarzana, de Camposagrado o el de Ferrera, que recientemente fue reconvertido a hotel de lujo y que hasta hace apenas unos años estaban prácticamente olvidados.

El lavado de imagen que se ha sufrido la ciudad ha hecho que se convierta en un destino que no pueden obviar quienes visitan Asturias. Los turistas pasean por las mismas calles que lo hicieran siglos atrás algunos de sus más ilustres vecinos, como el pintor Carreño Miranda o los escritores Palacio Valdés (natural de Laviana, pero avilesino de adopción) o Bances Candamo. Las calles, edificios o estatuas les recuerdan. Una de la más vistas, aunque no por ello más conocida es la de Pedro Menéndez, el descubridor de la primera ciudad norteamericana: San Agustín de La Florida.

Por el conquistador se le puso el nombre del patrón de Avilés, cuyas fiestas se celebran a finales de agosto. Son uno de los muchos festejos que a lo largo del año tienen lugar en la villa. Y es que el verano en la ciudad es prácticamente una fiesta continua. El Festival Intercéltico, la popular arrozada de Miranda o el Festival Folclórico son algunas de las citas veraniegas que quienes están cerca de la villa no pueden perderse. Lo mismo ocurre con el Antroxu (Carnaval) o las fiestas de El Bollo, que se celebran a continuación de Semana Santa. El encuentro religioso también se ha convertido en todo un acontecimiento en los últimos años y siendo la más importante de cuantas se celebran en la región, tanto por la cantidad de hermandades participantes como por la calidad de sus procesiones.

Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer

Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer

A pesar de las tradiciones la ciudad ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías, poniéndolas al alcance de los vecinos. Así, es posible asistir a una visita guiada por el casco histórico al mismo tiempo que se envía un mail a un amigo gracias a la red wi-fi municipal y gratuita, una de las pioneras en todo el territorio español.

La red alcanza hasta la ría avilesina, uno de los espacios que más importancia tendrá en el futuro que se ha planificado para la villa. Para empezar se ha recuperado medioambientalmente y creado espacios verdes a su alrededor para invitar a los vecinos y visitantes a disfrutar de ella. Además, en los alrededores se desarrollará un ambicioso plan urbanístico que incluye la creación de departamentos para artistas y edificios modernos entre otras cosas.

Para ello, ya está en marcha la que está considerada como la obra más emblemática de todas. Se trata del centro cultural Oscar Niemeyer, cuyo diseño ha cedido el arquitecto brasileño y que se inaugurará el próximo verano. En su interior albergará contenidos relacionados con el cine, el arte y las nuevas tecnologías. No en vano los patronos de este proyecto son figuras de la talla del director de cine Woody Allen, el padre de internet Vinton Cerf, el físico Stepehn Hawking y el escritor Norman Mailer.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com