Biblioteca del Museo Nacional de Praga

El Museo Nacional de Praga es una de las instituciones más respetadas y tiene su sede en una edificación construida en el Siglo XIX. La importancia de este lugar está dada en el hecho de que allí se conservan gran cantidad de objetos que hacen referencia a la historia social, cultural y artística de la República Checa. Pero además, entre sus muros se da albergue a otras entidades relevantes, como es el caso de la Biblioteca del Museo Nacional.

A partir de un estatuto aprobado en 1994, esta institución ha sido catalogada como una “biblioteca científica pública”, es decir que los materiales que se pueden consultar en sus archivos están abiertos a la comunidad y también se los puede observar en el marco de la investigación científica: material hay suficiente en sus ocho departamentos.

Hay que decir antes que nada, que la Biblioteca es uno de los cinco órganos especializados dependientes del Museo Nacional como por ejemplo el Museo de Ciencias Naturales, Museo Histórico, Museo de las Culturas Asiáticas, Africanas y Americanas y el Museo Checo de la Música. El edificio está ubicado en cercanías de la Plaza Wenceslao.

Interior Museo Nacional de Praga
Interior Museo Nacional de Praga

Sobre sus ocho departamentos, decir que en el primero de ellos hay materiales de Bohemia desde el Siglo XIX a la actualidad, mientras que en el segundo hay una colección de manuscritos antiguos. Por su parte en el departamento tres se encuentra la segunda colección más grande de revistas y periódicos de todo el país, y en el cuatro existe un departamento especializado para las bibliotecas de los fondos del castillo.

Por su parte en el departamento número cinco son almacenadas las colecciones de cultura literaria, a la vez que en el seis están las oficinas donde se tramitan los préstamos de materiales. En el siete se lleva a cabo el intercambio internacional de publicaciones, compras y regalos, para finalizar en el octavo departamento con una muestra permanente del Museo.

Los comienzos de esta institución se extienden mucho más allá de la fecha de fundación del edificio del Museo Nacional, por comienzos del Siglo XIX. Con una larga historia, hay que señalar que fue a partir de 1956 que las autoridades decidieron abrir sus puertas a la comunidad, no sólo con el préstamo de estos materiales sino también con la coordinación de diversas actividades como seminarios y congresos.

Finalmente hay que señalar que recientemente la Biblioteca abrió una nueva sede, con dos salas dedicadas a la lectura y el estudio. De todos modos, el traspaso se va a ir haciendo progresivamente e incluso muchos de estos materiales continuarán siendo guardados en el Museo Nacional. Mientras esto ocurre, los profesionales que trabajan en esta dependencia van planeando cómo hacer la mudanza con el menor riesgo posible para los materiales que se manipulan.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies