Calle Parizska, para salir de compras en Praga

Uno puede visitar Praga por su cultura, por su arquitectura, por ser la cuna de Kafka, entre otros atributos, pero también por ofrecer un poco de la diversión que brinda, por ejemplo, el hecho de salir de compras.

Y en ese sentido la ciudad ofrece un atractivo inmejorable en la calle Parizska, una de las más lujosas y caras de toda Europa, donde se han instalado varias de las marcas más importantes del mundo en vestimenta, joyas y perfumería, y la cual está rodeada además por varios centros comerciales.

Esta arteria conecta la plaza de la Ciudad Vieja con el Río Voltava y parte el Barrio Judío al medio: la misma fue construida cuando se remodeló la ciudad judía y el objetivo era organizar un espacio apto para turistas, con comercios lujosos que hiciera recorrer al centro de París.

Compras de lujo en la calle Parizska

La presencia de Dior, Vuitton, Givenchi, Versace, Boss, Chanel, entre muchas otras habla a las claras de que el objetivo se cumplió con creces. Pero, además, esta calle cuenta con destacada gastronomía y hostelería.

Precisamente en esa zona se puede hallar el restaurante Pravda, elegante y distinguido, sus techos abovedados y sus enormes ventanales le aportan una personalidad bien precisa. Y para completar el aire aristocrático que se respira a lo largo de esta calle, repleta de comercios caros y tiendas de diseño que le aportan un carácter moderno, quienes no deseen seguir caminando pueden solicitar un carruaje, el cual los conducirá por todo el sector que bordea la Plaza Wenceslao.

De todas maneras, y a pesar de la postmodernidad, Parizska no hace perder a Praga su encanto autóctono e histórico, ya que se mantienen varios de aquellos comercios cuyos propietarios trabajan de manera artesanal.

De hecho, al final de esta calle se encontraba la casa en la que vivió Kafka durante un tiempo y donde, se supone, escribió La condena. Si bien esa vivienda fue bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, hoy se mantiene como un jardín y el recuerdo del escritor le aporta un tinte cultural a una zona regida por la venta de artículos de lujo y el glamour.

En esa lujosa calle, además, se encuentran varios comercios que venden el muy conocido cristal de Bohemia, un material típico del lugar. Pero los que estarán de parabienes serán los chicos, ya que esta zona es reconocida por los juguetes artesanales de madera, entre ellos las populares marionetas checas. Fusionando lo nuevo con lo viejo, lo artesanal con lo industrial, lo autóctono con las grandes marcas, Parizska es una de las principales calles comerciales no sólo de Praga, sino del mundo.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies