Castillo de Trsat

El castillo de Trast

El Castillo de Trsat, en la afueras de Rijeka, cumple una triple función: es un monumento histórico, un espacio de recreación y un punto de observación privilegiado hacia el golfo de Kvarner. Antiguamente se alzaba allí una fortaleza romana, hoy su fisonomía cambió completamente.

Está situado estratégicamente en la colina más alta de las afueras de Rijeka. Fue construido en el siglo XIII con la intención de vigilar el terreno, controlar el acceso al mar y cuidarse del ataque de las tropas enemigas. La dinastía Frankopan, una familia noble de Krk, vivió en el castillo hasta el siglo XV, de hecho fue la encargada de fortificar y ampliar sus instalaciones. Luego pasó a poder de los Habsburgo, quienes lo ocuparon hasta el terremoto de 1750, año en que el mariscal de campo austríaco Laval Nugent compró las ruinas y las restauró.

En la actualidad, el patio principal del castillo funciona como un restaurante de lujo, que abre durante el verano, donde se sirven platos típicos de la cocina croata. Desde carnes condimentadas, conservas en aceite de oliva, y espectaculares postres originarios de la cocina húngara y alemana.

Castillo de Trsat
Castillo de Trsat

Además de disfrutar de un banquete, se pueden recorrer las instalaciones, subir a la torre y atravesar las escaleras que comunican cada una de las salas y las habitaciones. Los turistas pueden observar los cambios de estilo que fueron sucediéndose a lo largo de los años. Por ejemplo, durante la última restauración, la de 1826, a cargo del mariscal irlandés, se le agregaron elementos neo-góticos y se construyó un mausoleo adornado con el escudo de armas de la familia Nugent.

A muy poco del castillo se encuentra la moderna Iglesia de Nuestra Señora de Trsat, famosa porque el Papa Juan Pablo II fue a orar en privado a principios de la década. Este nuevo edificio está situado junto a la pared oriental, donde antes estaban ubicados los edificios de servicios. Se trata de un destino de peregrinación para cientos de fieles que día a día se acercan a reafirmar su creencia.

Además de sus atractivos arquitectónicos y turísticos, la ciudad de Rijeka conforma un punto clave para acceder a cualquier zona de Croacia y a las principales ciudades de los países vecinos.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies