Fachada de la catedral de Santa María de Toledo

Catedral de Santa María de Toledo

La Catedral de Santa María de Toledo es un edificio de estilo gótico que se comenzó a construir en el año de 1226 en una de las ciudades de España más cosmopolitas de aquel tiempo. Este edificio religioso se construyó sobre una mezquita árabe, misma que a su vez había sido levantada sobre un tempo visigodo y otro cristiano.

El arzobispo Jiménez de Rada fue el principal impulsor de la construcción de este imponente edificio. El arzobispo era amante de la arquitectura y del estilo gótico de Francia (algo que podemos apreciar en la puerta norte, que cuenta con características semejantes a la del templo de Notre Dame, en París).

Las puertas son una parte trascendental en la estética y estructura de la fachada principal. Aquí es donde se encuentra la conocida como “Puerta del Perdón”, que data del siglo XV y sólo es abierta en ocasiones sumamente importantes. También encontramos la Puerta de los Leones, de un estilo más moderno, que incorpora diversas esculturas de estilo hispano-flamenco.

La sala capitular y las capillas de la catedral

Una vez que hayamos ingresado al interior, podremos apreciar la capilla mayor, que es uno de los sitios de la Catedral de Santa María de Toledo donde podremos encontrar una importante colección de obras de arte sacro; entre ellas un importante número de esculturas en piedra y bronce.

En el interior también encontraremos la capilla mozárabe, en donde se comenzó a celebrar misas de acuerdo con el rito mozárabe. La cúpula de esta capilla es obra de el hijo de El Greco, Jorge Manuel Theotocópuli, así mismo podremos apreciar un hermoso altar decorado con mármol y bronce, obra de Juan Manzano.

La capilla de los Reyes Nuevos, por su parte, es una auténtica iglesia dentro de la catedral, cuyo vestíbulo fue diseñado por el prestigioso arquitecto Alonso de Covarrubias. Aquí se ubican diversos sepulcros de reyes y relieves sumamente interesantes.

Vidrieras de la catedral de Santa María de Toledo

La Catedral de Santa María de Toledo es uno de los edificios que conserva mayor cantidad de vidrieras de origen medieval; estas podemos encontrarlas por todas las capillas y en la nave principal, mismas que suelen representar la vida de Cristo, o imágenes de santos y apóstoles.

También encontraremos el Transparente, obra del escultor Narciso Tomé, terminado en el año de 1732, y fabricado en materiales tan particulares como bronce, mármol genovés y jaspe. En él se representan algunos pasajes de la Biblia, así como figuras religiosas de importancia.

Fachada de la catedral de Santa María de Toledo
Fachada de la catedral de Santa María de Toledo

Sacristía

Constituye otro sitio de importancia que no podemos perdernos en nuestra visita a la Catedral de Santa María de Toledo. Su construcción data de la primera mitad del siglo XVII. En su bóveda aparece un espectacular fresco realizado por el pintor de origen napolitano, Luca Giordano.

Aquí se encuentra otra parte de la importante colección de arte con la que cuenta este edificio, ya que podremos apreciar obras de artistas de la talla de Caravaggio, Rubens, Goya, Tiziano, El Greco, Van Dyck, entre otros. Si eres un amante del arte, no puedes pasar de largo la sacristía; sin duda, un lugar de recogimiento artístico.

La torre de la catedral de Toledo

En la actualidad, se permite el acceso a la torre de la Catedral de Santa María de Toledo. Desde este punto podremos obtener una vista única del centro de la ciudad de Toledo. Para ingresar a ella primero deberemos hacerlo en la Catedral, ya que no cuenta con un acceso independiente.

Como puedes apreciar, la Catedral de Santa María de Toledo es un edificio único y con características artíticas impresionantes. Si deseas visitarlo puedes hacerlo desde las 10 de la mañana, hasta las 18:30 de la tarde, de lunes a sábado.

Más información sobre la catedral de Toledo

La Catedral de Toledo forma parte de las tres importantes catedrales de España como resultado del Reinado de los Castilla. Conocidas como la Catedral de Burgos y la Catedral de León. Esta, lleva por nombre original Catedral de Santa María de Toledo, España. La cual, al igual que las demás catedrales, denota en su estructura e historia constructiva un estilo gótico francés.

Catedral de Toledo
Catedral de Toledo

Una polémica historia

Según los relatos, la Catedral de la ciudad de Toledo viene siendo sustituta de una mezquita ya habitable durante el Reinado de Castilla. Dicha mezquita tuvo su gran importancia religiosa y fue punto de polémica durante el mandato del Rey Alfonso VI.

Ya que tras la ausencia del Rey por atender algunos problemas de parte del Estado. El arzobispo Bernard de Sedirac lo vio como una oportunidad de tomar por la fuerza el dominio de la mezquita y se dispone a colocar unos nuevos monumentos, como un altar y una campana. Al regreso del Rey este se entera de lo acontecido, y se enfurece de tal manera que dictamina hasta sentencia de muerte a los cómplices de tal abuso.

Pero fue más tarde, con la llegada de los musulmanes a la ciudad quienes se encargaron de mediar toda la situación. Apaciguando el mal humor del Rey, siendo entonces convencido por el representante musulmán Abu Walid. Esto fue motivo suficiente para rendirle homenaje al musulmán por su labor de mediador, por lo que se decide colocar una estatua de su persona en una de las estructuras de la mezquita.

A partir de todo esto, la Catedral queda bautizada como cristiana y su transformación siguiente no altero mucho su forma original. Se sabe que el 18 de diciembre de 1086 fue cuando se reconoce la catedral como un monumento para rendirle memoria a la virgen Maria.

Fue en el año 1222 que el papa Honorio III aprueba los documentos legales para realizar las nuevas construcciones sobre la mezquita y adquirir los recursos. De esta manera para el año 1226 se coloca la primera piedra durante una ceremonia y se da paso al inicio de lo que sería una nueva edificación.

Catedral de Toledo. Capilla Mayor
Catedral de Toledo. Capilla Mayor

La estructura actual de la Catedral de Toledo

Durante el siglo XIII se fue levantando la nueva catedral de Toledo. Siendo construida bajo el estilo gótico francés antes mencionado, pero siempre respetando el estilo y preferencias por los españoles. Esta se extiende reemplazando el recinto anterior, midiendo 120 metros de largo con 59 metros de ancho. Es sostenida por unas 88 columnas en total, las cuales soportan el techo elaborado con 72 bóvedas.

Lo que la vuelve una catedral muy particular, es que a diferencia de las otras, esta se destaca por poseer una sola torre, donde se ubica la campana. El resto de la estructura es de forma cuadrada y en la parte interna se pueden visitar una variedad de capillas. Entre ellas está la Capilla Mayor, la cual alberga las más grandes obras de arte.

Para entrar al recinto se disponen de tres puertas consideradas como las principales. En las cuales se puede observar detalladamente el arte de los arquitectos responsables en la construcción de cada una.

La Puerta del Reloj

Es la puerta más antigua de todas, ubicada en el lado norte de la estructura. Esta tiene un carácter especial ya que en sus inscripciones se apreciar importantes sucesos que ocurrieron en la vida de Jesús. Tales como: la huida de Jesús a Egipto, la anunciación, la adoración de los Reyes Magos entre muchas otras más.

Catedral de Toledo. Puerta de los leones
Catedral de Toledo. Puerta de los leones

La Puerta de los Leones

Hacia el lado sur de la estructura se encuentra La Puerta de los Leones. Cuyo nombre se debe a los leones que se enriquecen la decoración de la fachada. Construida durante los siglos XV y XVI por los arquitectos Egas Cueman, Hanequin de Bruselas y Juan Alemán.

Estos fueron los que se encargaron de tallar las estampas de la Virgen del parteluz y los Apóstoles. Existen conjuntamente otras puertas aledañas y no menos importantes que acompañan la fachada.

Así como también numerosas capillas que se pueden recorrer por los pasillos de la Catedral. Sin dejar de observar detenidamente cada uno de los detalles en los elementos estructurales y obras originales de los grandes artistas de la época. La Catedral de Toledo es sin duda un lugar que deja sin aliento a muchos que lo visitan anual y diariamente por su alto contenido en historia y recorrido.

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies