Consejos para disfrutar más tu viaje por Alemania

Alemania es un país único, lleno de peculiaridades que hacen de un viaje algo muy especial, diferente de cualquier otro lugar en el mundo. A continuación te presentamos algunos consejos y curiosidades para que tu viaje a Alemania sea inolvidable.

1) Conoce algunas palabras en alemán

Aunque el alemán es realmente una lengua difícil de aprender rápidamente, saber algunas palabras y expresiones en un viaje a Alemania es garantía de una sonrisa y el inicio de una conversación más amena.

2) Prost!

Este consejo es una mezcla de lengua alemana con cultura local. Por lo tanto, en cualquier momento que vayas a beber algo en Alemania, ya sea en el restaurante, el bar o incluso en la casa de alguien, espera siempre a que rodos reciban sus bebidas y brinda con todos, mirando a los ojos, acercando los vasos y diciendo «Prost!», que significa «Salud».

3) Bebe cerveza, de preferencia local

Las cervezas alemanas son consideradas como las mejores del mundo y la cultura de la cerveza en Alemania es algo tomado muy en serio. Son miles de etiquetas y productores diferentes. Pedir un vaso de 500ml es algo estándar, del desayuno a la cena, por eso, si te gusta la bebida, aprovecha para disfrutar de los miles de sabores, matices y colores de las cervezas alemanas existentes, cada una diferente de la otra dependiendo de la región.

Si no bebes cerveza pide un «Apfelschorle», una copa de vino espumoso de manzana, súper famosa en Alemania (casi un refresco de manzana).

4) Sé franco

El modo alemán de ser es muy honesto, franco y se espera que también se sea así cuando estás en el país. De cierto modo, esta forma directa del alemán es vista como una manera dura de interactuar, pero en realidad es sólo una diferencia cultural y una vez que se está allí, la tenemos que respetar y entender. Un ejemplo (incluyendo vivido por mí): Se llega a un restaurante y no hay plazas disponibles en el momento.

5) No tengas miedo de preguntar

¿No entendiste nada de lo que está escrito en la carta? ¡No seas tímido y pregunta! Siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Aunque no hables casi nada en alemán, si tienes alguna duda o no tienes idea de lo que está escrito en el menú, estás perdido en la calle, etc., pregunte a alguien y recibirás toda la ayuda y atención. Si el modo directo y franco alemán de las veces puede asustar, el pueblo alemán es sumamente educado y profesional con el turista. Por eso no tengas miedo: ¡pregunte siempre!

6) Sé puntual

La puntualidad alemana es impresionante. Y esa puntualidad vale para todos los aspectos, desde coger el transporte público hasta reservar un paseo o una cena, de esta forma, si por casualidad llegas 1 minuto después del horario marcado, hay un 99,99% de posibilidades de que pierdas tu compromiso. Por eso, prográmate siempre para llegar al menos 10/15 minutos antes del horario marcado, se cuál sea la situación. Mejor prevenir que lamentar.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies