Foto tomada en el descenso del Sella

Descenso del Sella, la mejor fiesta de Asturias

Si hiciéramos una encuesta y preguntáramos cuál es la fiesta asturiana más importante está claro quien ganaría: las piraguas, o lo que es lo mismo, todo lo que se organiza entorno al Descenso Internacional del Sella, una prueba deportiva que se celebra el primer domingo de agosto y una de las más antiguas de cuantas se celebran en la región. Son miles las personas, buena parte de ellas procedentes de fuera del Principado, que se acercan al oriente asturiano para ver cómo se deslizan las piraguas por el Sella, uno de los ríos por excelencia de la comunidad autónoma.

Es lo que tiene el Descenso del Sella, que en ocasiones lo lúdico llega a suponer que el número de fiesteros sea prácticamente igual que el de los que realmente están interesados en la prueba deportiva que se celebra entre Arriondas y Ribadesella. No en vano se trata de una celebración declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional que el pasado mes de agosto alcanzó su 73º edición. Aún así, tiene mucho de tradicional. En los últimos años se ha perdido parte de este espíritu que ahora trata de recuperarse de nuevo.

Una de las costumbres que se mantiene es la de que durante la celebración del Descenso del Sella se homenajee a otra celebración que comparte su mismo reconocimiento como fiesta internacional. Este año fueron las carreras de caballos de Sanlúcar, dando lugar a un simbólico hermanamiento entre el río asturiano y el Guadalquivir. Otra, que poco a poco ha ido perdiendo interés es la de la indumentaria que se ha de llevar para disfrutar de las piraguas.

Foto tomada en el descenso del Sella
Foto tomada en el descenso del Sella

La tradición manda que los hombres (nada se dice acerca de las mujeres) con chaleco y montera picona, dos piezas que forman parte del traje regional asturiana. Esta indumentaria ha de completarse también con un colorido collar de flores al cuello, lo que, todo en su conjunto, permite identificar claramente, y desde la lejanía a los romeros.

A pesar de que el Descenso del Sella es una prueba para profesionales, prácticamente cualquiera que lo desee puede realizar el mismo trayecto que ellos, o al menos uno similar. En Cangas de Onís, Arriondas o Llanes existen numerosas empresas de ocio dedicadas a la organización de este tipo de excursiones, en las que a los inexpertos se les dan unas nociones básicas para bajar el río, aunque por lo general suelen tardar algunas horas más que los auténticos piragüistas.

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies