Dubrovnik

Dubrovnik, la más bella del Adriático

Dubrovnik es una de las ciudades más bonitas de la costa croata, y no sólo eso, debido a su belleza y amplia oferta turística, Dubrovnik es uno de los destinos más atractivos del Mediterráneo. Por algo George Bernard Shaw bautizó a Dubrovnik  como “la perla del Adriático” , sobre todo debido a su herencia arquitectónica incomparable. Las calles de mármol reluciente de Dubrovnik están alineadas con edificios de estilo barroco salpicados por fuentes del Renacimiento maravillosamente esculpidas. Las murallas de Dubrovnik son las más intactas e impresionantes en el Adriático y claramente encabezan la larga lista de atracciones de la ciudad. No es extraño que la UNESCO nombró el casco antiguo de Dubrovnik un Patrimonio de la Humanidad.

Dubrovnik fue originalmente llamado  Ragusa y se formó en el siglo VII, cuando los residentes de la costa se refugiaron allí bajo la embestida de las invasiones bárbaras. Las murallas fueron rápidamente construidas para proteger el nuevo asentamiento. Durante los próximos cuatro siglos Ragusa amplió su influencia sobre la costa y se convirtió en un lugar cada vez más próspero para el comercio con otras ciudades del Mediterráneo. En 1205 cayó bajo el control de Venecia, pero se las arregló para romper este dominio en 1358.

En el siglo 15 la República de Ragusa era un rival importante de Venecia y mantuvo su independencia a través de la diplomacia astuta y utilizando su riqueza para expandir su influencia cultural y política. Pero debido a un terremoto que destruyó gran parte de la ciudad y a la aparición de otras potencias navales, Dubrovnik cayó en declive. En 1806, cuando Napoleón entró a Dubrovnik hubo poca resistencia. La República de Ragusa fue disuelto oficialmente en 1808, pero después de la caída de Napoleón, Dubrovnik se convirtió en parte del Imperio austro-húngaro en 1815. Después de la Primera Guerra Mundial, Dubrovnik se convirtió en parte de Croacia.

Dubrovnik
Dubrovnik

Dubrovnik fue objeto de considerables bombardeos por los serbios durante la guerra de 1991. El casco antiguo sufrió muchos daños, pero rápidamente fue restaurado a su antigua belleza gracias a la ayuda del gobierno croata y la UNESCO.

Sin embargo, Dubrovnik es más que un fascinante casco antiguo con una rica historia. Es también un complejo de primera clase en el Adriático. Extendiéndose desde el centro histórico hay una red de playas para holgazanear todo el día bajo el sol. A cierta distancia de la costa, el mar de aguas cristalinas está plagado de islas boscosas ideales para una excursión de un día. Y en la noche, la gran variedad de cafés, bares y clubes en los alrededores del casco antiguo ofrecen entretenimiento seguro.

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies