Bable nes escueles

El bable, la lengua de los asturianos

Si tenéis previsto visitar Asturias próximamente hay un aspecto que deberéis tener en cuenta. En ocasiones os encontraréis que los asturianos, por muy agradables y hospitalarios que resultemos, utilizamos palabras tan extrañas como guaje, paisano o caxigalina. El uso de términos inentiligibles es mayor cuanto más pequeña es la localidad en la que os encontréis. A los de fuera del Principado les suelen sonar muy raro y más de uno se ha pillado un rebote pensando que le insultaban.

Pero ni mucho menos, lo que ocurre es que os hablan en bable, algo tan común como la sidra. Y es que es la lengua que hablaban los asturianos de antaño y que aunque tiene el reconocimiento de lengua no está oficializada, lo que dificulta en demasía que hoy en día se preserve. Aún así son muchas las palabras de uso cotidiano, como las mencionadas antes, que se usan en el día a día entremezcladas con vocablos en español. Y es que el panorama que se presenta para esta lengua no es bueno y parece que tan sólo es cuestión del tiempo que la llingüa desaparezca por completo o sea utilizada por unas escasas minorías que la mantendrán viva a través de la tradición oral.

A los jóvenes asturianos les resulta mucho más fácil aprender inglés, francés o incluso chino mandarín para defenderse en este mundo globalizado. Mientras tanto su auténtica lengua permanece relegada en muchos centros de enseñanza, olvidándose en la mayor parte de las casas y tampoco es que las instituciones se acuerdan mucho de ella, salvo para entrar o salir de guerras dialécticas. Y es que, según sus defensores, su mayor problema es la ausencia de oficialización, proceso que se viene reclamando desde hace años y que haría que se situara al mismo nivel que otros idiomas autonómicos como el catalán, el gallego o el vasco.

Bable nes escueles
Bable nes escueles

Aún así el bable cuenta con su propia Academia de la llingüa, fundada hace casi 30 años, y máxima difusora de todo lo que tiene ver con el bable. Sus miembros se encargan de mantener viva la tradición organizando cursos, concursos en lengua asturiana y celebraciones como el Día de les Lletres Asturianes, que este año cumplió su trigésimo aniversario. Son los que se encargan también de editar libros en bable, en un intento de que se mantenga viva la tradición escrita del idioma astur.

Por cierto y antes de que os enfadéis con algún asturiano debéis saber que un guaje es un niño (de ahí el mote de David Villa, el delantero del Valencia), un paisano es un señor y una caxigalina un dulce.

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies