El barrio rojo de Ámsterdam

El barrio rojo de Amsterdam

A buen seguro que una de las atracciones turísticas más interesantes de Amsterdam es el célebre Barrio Rojo. ¿Habéis oído hablar de él, verdad?. Puede resultar impactante la primera vez que lo visitemos, porque seguramente nos llamará la atención. Y es que, mucha gente lo etiqueta como un lugar difícil o algo “peligroso”. Para nada, las veces que hemos estado allí os podemos asegurar que ha sido una experiencia muy interesante.

Dentro del Barrio Rojo, la zona conocida como De Wallen, situada entre los canales Voorburgwal y Achterburgwal, es la que concentra casi todo el interés y el bullicio. Podéis llegar perfectamente a ella a pie, ya que se halla muy cerca de la estación central de Amsterdam. Es una de las partes más antiguas de la ciudad, datando algunas casas de los siglos XV y XVI. Edificios antiguos pero bellos, calles tortuosas llenas de turistas, casi intransitables de recorrer en bicicleta.

El barrio rojo de Ámsterdam
El barrio rojo de Ámsterdam

La prostitución es legal en Holanda desde 1988. Así que, si es legal, también es inevitable, aunque sí se controla. Las prostitutas son autónomas, pagan sus impuestos y están dadas de alta en la Seguridad Social holandesa. Esta decisión de legalizar la prostitución fue creada para disminuir la delincuencia y para que la prostitución no llegara hasta los bajos fondos.

Seguro que en más de una ocasión habéis visto los escaparates del Barrio Rojo de Amsterdam, donde, además de venderse productos sexuales, las propias prostitutas se exhiben. Sólo hay que recordar que esto lo hacen como una profesión más, pagan sus impuestos y son autónomas. No son para nada animales de zoológico, o una galería expositiva. Precisamente, está prohibido hacer fotos a las mujeres de los escaparates. Para ello, comprar alguna postal en los kioscos o tiendas de souvenirs.

Se estima que el comercio del sexo en Amsterdam general al año casi 500 millones de euros, una cantidad significativa que hace que el Barrio Rojo sea una buena fuente de ingresos. Esto significa que la seguridad sea algo muy estricto en la zona. De todas maneras, os aconsejamos tener cuidado aquí con los carteristas, a pesar de que las calles están llenas de cámaras de seguridad.

Museo erótico en el barrio Rojo de Amsterdam
Museo erótico en el barrio Rojo de Amsterdam

Os recomendamos visitar el Barrio Rojo a la caída de la tarde, o de noche, cuando el bullicio es mayor, y las vistas, de los canales y los edificios, son preciosas. Si queréis, en cualquier Oficina de Turismo de Amsterdam podéis reservar visitas guiadas y tours organizados por el Barrio. Dentro del Barrio Rojo, el Centro de Información sobre la Prostitución ofrece información sobre este “trabajo” legal en Amsterdam.

En la mente de muchas personas, Amsterdam está asociada al sexo y las drogas. Pero, os podemos asegurar que esto es sólo una pequeña parte de lo que nos puede ofrecer, así que no os olvidéis de descubrir otros barrios también. No miréis el Barrio Rojo como un barrio de prostitución, sino como un lugar lleno de cultura e historia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies