Fortaleza de Suomenlinna

Historia de la Fortaleza de Suomenlinna

En las Guerras del Norte, por el dominio del Mar Báltico (1700-1721), Carlos XII de Suecia y de Pedro el grande combatieron arduamente por la posesión del Gran ducado de Finlandia, entonces en manos de los escandinavos. Entre pérdidas y ganancias, en la secuencia del conflicto – sin un ganador claro – los suecos, señores de la región sur de la actual Finlandia, así como de gran parte del mar Báltico y mares adyacentes, tuvieron que ceder a Karelia (región al este de Finlandia) y parte del sudeste del Gran ducado a los rusos. Estos, poco a poco, obtuvieron la hegemonía en la región del Báltico Oriental en detrimento de Suecia, que les cedió puntos fuertes en la zona.

La actual fortaleza de Sumoenlinna

Con el fin de proteger a las provincias suecas en Finlandia y el propio país del avance ruso, Federico I de Suecia mandó construir, en 1747, en las seis islotes del archipiélago frente a la ciudad de Helsinki (Helsingfors, en sueco), una fortaleza destinada a cerrar y controlar las posibles incursiones navales y terrestres de las tropas de los zares. 7

La planificación y dirección de la construcción estuvo a cargo del almirante Augustin Ehrensvärd (1710-1772), que llegó a tener a sus órdenes, en algunos veranos (época del año en la que se puede trabajar al aire libre en el Norte de Europa), más de diez mil hombres procedentes de toda Suecia.

En 1772 estaba completado la fortificación de Suecia: los islotes formaban parte de un sistema defensivo articulado, envueltas por una cintura de protección de murallas de granito con 7,5 kilómetros de extensión. Esta defensa era complementada por una serie de torres de vigilancia, garitas y cañoneras, ornamentadas por soldados suecos.

En 1808, durante la Guerra Finlandesa, las tropas del zar cercaron la fortaleza, obligando a los suecos a renunciar a la posesión de Suecia. La federación de Rusia dominaba la plaza, lo que calificó como finlandeses lo cambiaron por suomenlinna durante más de un siglo, allí manteniendo una guarnición militar.

En el contexto de la Guerra de Crimea en 1855, una flota anglo-francesa bombardeó pesadamente suomenlinna durante cerca de cuarenta y dos horas, infligiéndole severos daños y obligando a los rusos a un notable esfuerzo de reconstrucción.

En 1918, después de la independencia del país, la isla fue tomada por el gobierno finlandés y rebautizada como Suomenlinna – Fortaleza de Finlandia. Sólo en 1972 pasó a la administración civil. Hoy cerca de 850 personas viven en el archipiélago, que es un importante destino turístico finlandés y figura en la lista de Patrimonios Mundiales de la Unesco.

¿Cómo llegar a la Fortaleza de Suomenlinna?

Llegar a Suomenlinna es muy fácil. Los barcos que llevan hasta allí forman parte del transporte público de Helsinki y salen desde el muelle al lado del Kauppatori (Plaza del Mercado), uno de los más importantes de la ciudad. Los billetes pueden comprarse en las taquillas o en las máquinas de auto atención. Los pasajes incluyen el regreso si este se lleva a cabo en hasta 12 horas y actualmente tienen un precio aproximado de 6€ por persona (consulte los valores actualizados, de preferencia, en el sitio oficial). El trayecto es rápido. En unos 15 minutos se cruzan unos 2 km y se arriba a las islas, sin perder nunca a la ciudad de Helsinki de vista.

A pesar de toda la historia en cuestión, no se debe ir a Suomenlinna buscando la grandeza. No hay grandes monumentos o atracciones imperdibles. Los motivos para ir hasta allí son otros: el entorno natural, las construcciones históricas y el paisaje marino del Mar Báltico componen el escenario perfecto para una tarde agradable. Es un paseo delicioso, sobre todo si hace buen tiempo. En suma, un sitio ideal para caminar, relajarse, tomar un aperitivo y aprovechar la oportunidad para hacer un picnic; y por supuesto, conocer más sobre la historia de la región

Por toda la isla de Suomenlinna puedes caminar bastante, sin encontrar a nadie por el camino. Así mismo, hay mapas disponibles en la llegada, pero lo genial es caminar sin rumbo y descubrir las atracciones de a poco.

Finalmente, llegarás a la King’s Gate, símbolo de Suomenlinna, construida entre 1753 y 1754, y que era la principal puerta de entrada de la fortaleza. Aunque hoy es un gran lugar para disfrutar del paisaje.

Cabe señalar que el acceso al archipiélago es gratuito (se paga sólo por el transporte), pero hay algunos museos y atracciones cerradas esparcidas por las islas, algunos de pago. Algunas de estas atracciones, además de la Fortaleza de Suomenlinna son: la Iglesia de Suomenlinna, construida en 1854 como una iglesia Ortodoxa Rusa, pero que tuvo su apariencia cambia en la década de 1920, cuando fue convertida en Evangélico – Luterana; y el submarino Vesikko, utilizado en la Segunda Guerra Mundial y único submarino finlandés que continuó en el país después de la guerra. De acuerdo con el Tratado de París de 1947, Finlandia estaba prohibido poseer submarinos. Todos ellos fueron vendidos y desmenuzados, con excepción del Vesikko, que fue convertido en museo en el año 1959.

Una vez que pasamos por el puente que se encuentra en el centro de la isla; pasaremos por una zona de túneles y podremos, así mismo, conocer la hermosa Plaza de Armas; en donde encontraremos un sepulcro ricamente adornado.

En este punto, también te recomendamos admirar el “Dique Seco”, tratándose de uno de los más antiguos de todo el mundo (construido a mediados del siglo XVIII) que aún se mantiene en pie y funciona perfectamente.

Una vez que dejes atrás la zona central, llegarás a la última parte de la isla, desde donde podrás admirar el paisaje marino y, del otro lado, el de la Fortaleza de Suomenlinna. Sin duda, uno de los mejores sitios para realizar un picnic en familia; o bien, simplemente, tomar las mejores fotos de tu viaje a la isla. También aquí podrás encontrar cañones antiguos, bastiones y murallas que datan de la época de la construcción de la fortaleza.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com