Grenoble es la capital de los Alpes franceses

Rodeada por cadenas de montañas, Grenoble se encuentra en el sudeste de Francia, y está más cerca de Italia y de Suiza que de París. Por su ubicación, es considerada la puerta de entrada a la hermosa región de los Alpes franceses, llena de parques nacionales, picos nevados y estaciones de esquí. Además, la ciudad reúne nada menos que dos mil años de historia; sin duda, una de las ciudades más antiguas de la región, ideal para conocer un poco más sobre la historia de los Alpes franceses.

El panorama de Grenoble es realmente impresionante. La ciudad en sí es bastante plana, atravesada por el Río Isère. Pero para cualquier lado que miremos, se levantan las montañas en el horizonte.

Para aquellos que gustan de paseos en la naturaleza, hay buenas pistas en las montañas de Vercors, Chartreuse y otras en la región. En invierno, la mayor atracción son las estaciones de esquí cercanas, como Chamrousse y Val Thorens.

En el centro de la ciudad, hay una mezcla entre calles medievales estrechas con edificios antiguos y vías de edificios de arquitectura típicamente francesa, con plazas, parques, fuentes, iglesias y jardines, lo que recuerda un poco de París. Algunos de los lugares más bonitos son el Jardin de Ville, con el edificio del antiguo ayuntamiento, la Place de Verdun y la Place Victor Hugo, donde se instala un tradicional Mercado de Navidad en el fin del año.

Uno de los símbolos de Grenoble es la Bastilla (no, no es aquella de la Revolución Francesa). Este fuerte medieval se encuentra en la cima de un monte a cientos de metros de altura. La vista a la ciudad es increíble. El modo más fácil de llegar hasta allí es de teleférico, cuyas cabinas son redondas y, por lo tanto, son llamadas “burbujas” (“bulles”).

Con cuatro grandes instituciones de enseñanza superior, es también una gran ciudad universitaria desde el siglo XIV. La vida cultural por allí también es muy fuerte – hay una serie de museos que vale la pena visitar, como el Museo de Arte de Grenoble, el Museo del Palacio del Antiguo Obispado y el Museo Dauphinois (estos dos últimos cuentan la historia de la región).

En las afueras de la ciudad, además de las estaciones de esquí y las diversas rutas de senderismo que encontramos entre las montañas, te recomendamos visitar el Castillo de Vizille, a 20 km de Grenoble. Además de ocupar una hermosa arquitectura y un parque en los alrededores, el castillo alberga el Museo de la Revolución Francesa.

¿Cómo llegar a Grenoble?

A partir de la mayoría de las capitales de América y Europa, existen vuelos directos a París por Latam Airlines o Air France, entre otras aerolíneas. Grenoble se encuentra a unos 600 km al sur de París. Este trayecto puede ser realizado en tren, en un recorrido de tres horas en promedio.

¿Dónde alojarse?

  • Grand Hotel Grenoble Centre
  • Okko Hotels Grenoble Jardin Hoche
  • Ibis Styles Grenoble Centre Gare
Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com