Interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

Además de ser el primer templo barroco de Praga, su imagen del Niño Jesús se convirtió en todo un emblema del movimiento cristiano en República Checa. La Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, ubicada en Malá Strana, sobre la calle Karmelitská, guarda en sus muros una agitada historia de guerras religiosas y discusiones de poder político.

Esta iglesia es una de las más visitadas de la ciudad. Hasta el siglo XVI fue una capilla protestante, pero a principios del siglo XVII, luego de encarnizadas luchas religiosas, se convirtió finalmente al catolicismo, tal cual las creencias del poder real. Originalmente era muy pequeña, en 1611 fue reconstruida y más tarde modificó su ornamentación para adorar a la santísima trinidad. Los enfrentamientos provocaron la conocida Defenestración de Praga (gobernadores católicos fueron arrojados por las ventanas del Castillo de Praga), la cual marcó el inicio de la Guerra de los Treinta Años.

La imagen del niño Jesús, por su parte, fue un regalo de boda que llegó desde España, para la hija de Isabel Manrique de Lara y Mendoza, que estaba casada con un noble checo. De ahí en adelante fue pasando de generación en generación hasta que cayó en manos de la orden carmelita, a principios del siglo XVII.

Interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria
Interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

Con la ocupación sajona en 1631, la iglesia fue abandonada. Según cuenta la leyenda, un cura llegó al lugar y encontró la estatua (tiene unos 47 centímetros de alto) casi destruida. Comenzó a oír voces, recorrió el lugar desesperado creyendo que había alguien atrapado, pero no: le hablaba la imagen del niño, que le pedía que la restaure y así darle paz al edificio a la ciudad. Desde entonces se le atribuyeron una gran cantidad de milagros, como la protección de Praga durante la ocupación sueca.

De a poco fue naciendo la tradición de vestir al Niño Jesús. Actualmente cuenta con unos 85 trajes, todos muy elaborados, de excelentes telas y bordados. Los cientos de miles de fieles que anualmente pasan por la iglesia, además de rezar, van a conocer la colección de prendas. Creció hasta tal punto la fama de los trajes que en 1997 se inauguró el pequeño Museo del Niño Jesús de Praga, donde se exhibe una buena parte de la colección.

Información práctica:

  • Dirección: Karmelitska 9
  • Horarios de visita: Lunes a sábado, de 10:00 a 17.30, y domingos, de 13:00 a 17.00.
Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies