El Árbol de Hipócrates

Isla de Cos. En busca del árbol de la vida

En Cos, una de las islas del Dodecaneso griego, aún resiste el árbol que, según la leyenda, cobijó a Hipócrates, el primer médico. Hay en los mares de Grecia costas bajas y escarpadas, mar turquesa, transparente y de un azul que los poetas comparaban con el vino. Tantas y tan bellas son las islas griegas, que cada una se aferra a un rasgo propio y lo explota al máximo para captar visitantes. En el Egeo, Cos no tuvo dificultad para elegir su título: cuna de Hipócrates, es el lugar donde tuvo origen la medicina.

Cuenta la tradición -la historia nunca del todo comprobada- que, después de visitar otras tierras, el primero de los médicos volvió a la isla del sudeste de Grecia para desarrollar su ciencia. Por esa razón, al menos dos de las escalas más populares del circuito turístico están relacionadas con él. Una es el templo dórico construido en el siglo II a.C. y consagrado a Asclepio, el dios de la medicina. El otro hito de Cos es el árbol con un tronco de doce metros de circunferencia -para algunos, el más antiguo de Europa-, a la sombra del cual se dice que Hipócrates enseñaba a sus discípulos los secretos de su arte. Nadie afirma la autenticidad del dato, pero quién va a cuestionar un detalle tan pintoresco.

Vista de la ciudad de Cos
Vista de la ciudad de Cos

Cos -cuarenta kilómetros de largo y ocho de ancho, segunda en tamaño de las islas del Dodecanesono tiene la gran infraestructura de la cercana Rodas, pero sí los servicios necesarios- hoteles de todas las categorías, restaurantes, vida nocturna- para quedarse un par de días y explorar el terreno. Más allá del casco antiguo- ubicado en la capital de la isla, frente a una bahía-, la ciudad es moderna, con edificios, grandes hoteles y avenidas con palmeras. La mayoría de los lugares históricos y de interés turístico están dentro de la ciudad y en sus alrededores, de modo que pueden ser alcanzados a pie o en bicicleta, un transporte popular.

Al árbol de Hipócrates, se suman el castillo de los Caballeros de Icono. En la plaza vieja de la ciudad, el árbol de Hipócrates.

El Árbol de Hipócrates
El Árbol de Hipócrates

San Juan, una construcción militar del siglo XV, con murallas y fosas dobles; un ágora con restos de edificios griegos de los siglos II y IV a.C.; el templo de Dionisio; el Odeón, un anfiteatro romano del siglo III d.C.; algunos baños romanos y un Gimnasio del período helenístico (siglo II a.C.). También hay una casa romana que hace dos meses fue noticia en Grecia, cuando sus mosaicos del siglo III fueron dañados durante una manifestación en contra del euro.

Playas en la isla de Cos

Isla griega al fin, el otro fuerte de Cos es la playa. Después de atravesar un paisaje de olivos, higueras, cipreses, antiguos muros de piedra y rebaños de ovejas, se llega a costas no tan frecuentadas por el turismo masivo -Lambi y Agios Fokas-, a pueblos pesqueros -Marmari y Mastihari— y a Palatia, donde están las ruinas de Astipalatia, la antigua capital de Cos.

Para los que hacen una escala de un solo día y quieren llevarse una impresión del lugar, el paseo

imperdible es el que lleva al templo de Asclepio (Esculapio, en la herencia latina). De los cientos de construcciones dedicadas el dios de la medicina, la de Cos es la principal, dado que ahí enseñó Hipócrates. Con una vista imponente del mar y el verde de la isla, el templo está compuesto por tres terrazas separadas entre sí por escalones de mármol. En la más alta estaba el gran templo para el culto a Asclepio y, en la segunda, uno dedicado al mismo dios y otro a Apolo. En la terraza más baja funcionaba la Escuela de Medicina, donde surgió el germen de la ciencia con base en la observación y despegada de la magia.

Eso es lo que cuenta la historia, pero el mito tiene su versión: Asclepio, el dios venerado por Hipócrates y los suyos, había alcanzado tal dominio de su arte, que descubrió la manera de resucitar a los muertos.

Ruinas del ágora de la ciudad de Cos
Ruinas del ágora de la ciudad de Cos

Y Zeus, para evitar que se desbaratara el orden del mundo, lo mató con un rayo. Porque la ciencia tiene un límite, claro.

Cómo llegar a la isla de Cos

Cómo llegar. A Cos se puede llegar en alguno de los cruceros que recorren las islas griegas (informes: 4325-0778) o, por cuenta propia, desde el puerto de Atenas. De Buenos Aires a Atenas, Alitalia vuela con escala en Roma o en Milán. En mayo, el pasaje cuesta 899 dólares. Hay que sumar 110 dólares de impuestos. Informes: teléfono 4310-9910.

Dónde informarse. En Internet, www.gnto.gr (sitio del ente oficial de turismo de Grecia).

La historia. Los filólogos e historiadores de la medicina todavía discuten la verdadera autoría del Corpus Hippocraticum, que contiene las obras atribuidas a Hipócrates. Si bien antes de su nacimiento existía práctica médica en Cos, su figura es reconocida como la que desterró la superstición de la medicina antigua, gracias al inicio de la observación clínica. Hijo y supuestamente nieto también de médicos, Hipócrates pertenecía al linaje de los Asclepíadas, así llamados porque se consideraban descendientes de Asclepio, el dios de la medicina. Aunque su nombre se asocia al juramento hipocrático, es posible que no haya sido el autor del documento que los médicos se comprometen a respetar cuando inician el ejercicio de su profesión.

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies