Jardín Franciscano en Praga

Jardín Franciscano, un parque plagado de flores

Turistas, trabajadores, estudiantes, amas de casa que llevan a jugar a sus chicos. Si hay un punto de encuentro que unifica a todos quienes andan por las calles de Praga, ese es el Jardín Franciscano, uno de los parques más bellos de la Ciudad Nueva que es utilizado básicamente para desconectarse de los quehaceres diarios y respirar aire puro en medio de la ciudad y las jornadas agotadoras. Si tenéis pensado visitar Praga y ya habéis reservado vuestros vuelos baratos, veamos uno de sus hermosos rincones.

El Jardín Franciscano está ubicado muy cerca de la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves y entre dos plazas importantes: la Jungmannovo y la Wenceslao, ambos predios por donde se puede acceder también al Jardín.

Por el lugar donde está emplazado, su entorno es silencioso y muy tranquilo, logrando el objetivo marcado anteriormente de encontrar algo de paz en medio del amplio casco urbano.

Este espacio fue construido en el Siglo XIV, más precisamente en 1348 cuando se estaba dando la reconstrucción de la Ciudad Nueva. Posteriormente a eso, casi 300 años después, los franciscanos se hicieron cargo de su manutención y sumaron una fuente con estatuas y mucho verde, con flores y árboles que pertenecían mayormente a especies decorativas. En la actualidad, se mantiene como un bello lugar con bancos para sentarse y descansar.

Jardín Franciscano en Praga
Jardín Franciscano en Praga

Sin embargo, fueron los comunistas los que hicieron de este un paseo público. Hacia el año 1950 sacaron a los franciscanos del lugar y lo abrieron para que toda la gente pudiera recorrerlo. Unos años más adelante, en la zona más cercana a la Plaza Wenceslao se agregó una puerta en la que había 10 escenas de la vida de San Francisco de Asís.

Hay que señalar por otra parte que una vez que se dio la revolución de 1989, y ya sin los comunistas en el poder, un sector del jardín fue devuelto a los franciscanos. No obstante, un sector mucho más amplio quedó abierto al público para que disfrute de sus caminos rodeados de árboles y flores. Para ingresar al Jardín, se lo puede hacer por cualquiera de sus tres entradas.

Finalmente señalar que luego de la revolución, a mediados de la década de 1990, el Jardín Franciscano fue remodelado y restaurado en muchas de sus estructuras. Decir a los turistas que reserven sus  vuelos a Praga, que el parque abre todos los días, aunque según la época del año el horario varía. Entre sus diversos sectores, hay uno destinado exclusivamente a los más chicos, con un arenero y hamacas para que jueguen y se diviertan.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies