La Catedral de San Vito

La Catedral de San Vito es la edificación más emblemática del conjunto urbano del Castillo de Praga, además es el edificio religioso más famoso de la ciudad y de toda República Checa. Desde el año 1989 también está consagrada a San Wenceslao y San Vojtech. Es aquí donde se ha llevado a cabo la coronación de todos los reyes de Bohemia y además se encuentran enterrados santos obispos, arzobispos y un buen número de reyes, protagonistas de la historia nacional y europea.

Su levantamiento comenzó en el siglo XIV en el lugar en el que antiguamente se hallaban una rotonda románica y una basílica dedicadas a San Vito, de las que hoy en día aún quedan algunos restos. La iniciativa corrió por cuenta de Juan I de Luxemburgo, (Rey de Bohemia entre 1310 y 1346 y padre de Carlos IV) y con diseños iniciales del arquitecto francés Matías de Arras, quien le imprimió un aire gótico francés. El arquitecto Peter Parler continuó con la obra, más tarde sus hijos, quienes imprimieron a la catedral un estilo inspirado en el gótico alemán.

Su construcción pasó por varias etapas durante más de seis siglos, hasta que en entre los años 1873-1929 fueron construidas las tres naves y la fachada principal con dos torres en estilo neogótico lo que significaría pudo su culminación total. La catedral fue bendita solemnemente en el año 1929 el día de San Wenceslao durante las celebraciones de los mil años de su muerte.

El lugar más importante de la Catedral de San Vito es la Capilla de San Wenceslao, donde se guardan las joyas de Corona checa, sus muros están revestidos en su parte inferior con frescos y piedras semipreciosas de la época de Carlos IV.

Fotografía de la Catedral de San Vito

Fotografía de la Catedral de San Vito

En cuanto a su estructura, se destacan la torre principal que se mantiene desde el comienzo de la construcción de esta iglesia con 100 metros de alto, las dos torres neogóticas de 80 metros, sus bellas puertas de bronce, los espectaculares mosaicos que adornan las fachadas y sus grandes vitrales.

La fachada más bella sin duda es la oeste, la primera en terminarse, decorada con estatuas de catorce santos y una del rey Carlos IV, además la completan tres puertas de bronce, un rosetón que representa el momento de la Creación.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com