Las mejores rutas en bicicleta por Europa

Aquí van algunas sugerencias de destinos europeos a donde puedes llevar tu bicicleta (o rentar una) y disfrutar al máximo. Y lo mejor de todo: son lugares hermosos y muy seguros para viajar en bicicleta.

Copenhagen, Dinamarca

Más de la mitad de los habitantes de Copenhague salen todos los días con sus bicicletas, pedaleando al trabajo o a la escuela, y hay varios lugares donde los turistas pueden alquilarlas. Hasta un puente exclusivo para ciclistas ya fue inaugurado en la ciudad.

La infraestructura y los hábitos locales hacen de Copenhague una de las grandes referencias en términos de ciclismo urbano. Si aún no te animas para hacer un viaje en bicicleta por Dinamarca, tal vez conocer esta hermosa ciudad ya es un buen punto de partida para decidirte. Pero, si esa es tu intención, reserve su viaje para el verano. En invierno, el frío es realmente despiadado. La ciudad es pequeña y plana, y puedes conocerla completa en bicicleta.

Ámsterdam, Países Bajos

Conocida como el paraíso de la bicicleta, Ámsterdam tiene más de 402 kilómetros de carriles bici. Por ello, las bicicletas son una manera perfecta de pasear por la ciudad, tanto para aquellos acostumbrados a las dos ruedas como para los que no acostumbran pedalear.

Así como Copenhague, Ámsterdam es una ciudad plana. No dejes de incluir en tu recorrido un gran paseo a lo largo del Prisengracht, el principal canal de la ciudad. Para una mañana o tarde de naturaleza y tranquilidad, no dejes de visitar el delicioso Vondelpark. La ciudad es pequeña, pero vale reservar unos días en un hotel para conocerla con calma.

El valle del Loira, Francia

Esta es una de las regiones en Francia más buscadas por aquellos que gustan de este estilo de viaje. Más de 700 mil ciclistas pasan por el valle pedaleando cada año, y este número es el resultado de la suma de un hermoso paisaje y una infraestructura perfecta para recibirlos. La ruta es casi toda plana, sin grandes elevaciones, y con hermosos paisajes de la región, como los castillos de Chenonceau, Chambord, Amboise y Chinon.

Otra buena noticia para los ciclistas que viajan para aquí es que los hoteles del Valle del Loira tienen estacionamiento para biciletas, y los restaurantes y las atracciones turísticas ya están acostumbrados a recibir a todo el mundo con ropa deportiva. También encontrarás varios puntos de asistencia a lo largo del camino.

Toscana, Italia

Un circuito de 240 kilómetros por la Toscana parte de Chianti y pasa por escenarios impresionantes, como la ciudad de Siena y el parque de la Val d’Orcia. Además, es posible detenerse y degustar los famosos vinos de la Toscana – pero, después de eso, vale la pena tomar unos momentos para descansar, para evitar cualquier contratiempo. Otro punto alto de la trayectoria, es una parada en la Abbazia di Monte Oliveto Maggiore, donde viven unos 20 monjes.

Paisajes bucólicos y mucha naturaleza, hacen de la región de Chianti, en la Toscana, la ruta perfecta para un viaje de bicicleta

El viaje vale la pena el esfuerzo y, para aliviar el cansancio de pedalear en las zonas más empinadas, disfruta de un picnic a las orillas del lago Trasimeno y conoce los mercados de las ciudades medievales para disfrutar de los aires románticos que sólo la región de la Toscana ofrece.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com