monte ararat Kohrvirab

Leyendas del monte Ararat y el arca de Noé

El Monte Ararat, al que los armenios llaman Masis es el pico más alto de Turquía. Este volcán se encuentra en una cima nevada en la meseta de Armenia, al este de Turquía. Se trata de una montaña mítica para la religión cristiana, musulmana y judía.

Las primeras huellas de ocupación humana en el monte Ararat datan de la Edad de Bronce, las historias cuentan que en la Edad Media el Monte Ararat era una montaña boscosa, poblada por animales y caseríos dispersos.

Sólo hay dos fuentes en el Ararat: el de la cresta que une los Ararat pequeños y grandes (Sardar Bourlakh) y la fuente de San Jacobo, que estaba cerca de la aldea de Ahora (o Arguri) en el golfo del mismo nombre. En pueblo había un monasterio, el monasterio de San Jacobo.

Una leyenda en los primeros tiempos del cristianismo en Armenia, cuenta que monje fue a orar a la montaña sagrada vió hasta en tres ocasiones a los ángeles en un punto concreto, en el que se decidió que se construyera el monasterio de San Jacobo.

Tras la erupción freática de julio de 1840, un terremoto provoca una avalancha de rocas sobre el golfo de Ahora. Desde entonces, no existen casas en el monte Ararat, donde la vegetación es escasa y baja ahora.

Sólo unos pocos kurdos semi-nómadas disfrutan en los pastos de verano del terreno, especialmente cerca de la fuente Bourlakh Sardar, a cerca de 2900 metros sobre el nivel del mar.

monte ararat Kohrvirab

Ascensión al monte Ararat

Debido a la inestabilidad política en el Kurdistán turco, la región del Monte Ararat ha sido militarizada regularmente durante el siglo XX. Sólo en 2001 se abrió al turismo.

Actualmente es necesario contar con un permiso especial del gobierno turco para realizar el ascenso al monte Ararat, y la autoridad podrá requerir varias semanas de espera.

La subida es larga, pero hay una ruta no muy técnica que da acceso por el lado sur a la cima sin grandes dificultades. Existen dos lugares en los que establecer campamentos a 3200 y 4200 metros de altura en el monte Ararat.

Las tres secciones que marcan los límites están cubiertas de hierba, rocas y glaciares, a medida que aumentamos la altitud. En los últimos cuatrocientos metros el suelo es hielo así que hay que ir equipado con con piolet y crampones. El ascenso al monte Ararat puede llevar generalmente entre once y catorce horas

Monte Ararat

El Parque Nacional Dagi Ağrı (Agri Dagi Mill Park) protege desde el 1 de noviembre 2004 una extensión de 87380 hectáreas en todo el Pequeño Ararat. Fue promovido en virtud de su rica fauna y flora, las características interesantes del paisaje, sus características geológicas y geomorfológicas, sus humedales y su potencial turístico.

Leyendas del monte Ararat

El Monte Ararat aparece a menudo escondido por las nubes y la leyenda cuenta que Alejandro el Grande, se mantuvo quince días parado en Erebouni, esperando el momento propicio para salir.

El monte Ararat es el corazón de la Armenia histórica, la región pasa siglos de su historia bajo el control romano, persa, bizantino, árabe, selyúcida, otomano, ruso y, más recientemente, turco.

¿Dónde está el Arca de Noé? ¿En el monte Ararat?

Según el historiador judío Flavio Josefo en el país de Carrhae (Charan) se encuentran los restos del arca en el que, dicen, Noé sobrevivió al diluvio y los restos del arca se muestran a quien los quiere ver en los alrededores del monte Ararat.

Fausto de Bizancio, un comentarista armenio, fue el primero en aplicar por primera vez a finales de la antigüedad, el nombre Ararat a una montaña concreta, más que a una región, asociándola indefectiblemente con el Arca de Noé. El autor dice que todavía es visible en la parte superior de la montaña y cuenta cómo un ángel trajo una reliquia sagrada tomada de la nave a un obispo, que era entonces incapaz de hacer el ascenso. En 1876, James Bryce, historiador, político, diplomático, explorador y profesor de Derecho Civil en la Universidad de Oxford, sube más allá de la altura donde los árboles pueden crecer y encuentra una pieza de madera trabajada a mano, de una longitud de 1,30 metros y un espesor de 12 centímetros. Se lo identifica como un pedazo de la nave. En 1883, el British Prophetic Messenger y otros periódicos indican que una expedición turca que se perdió en medio de una avalancha podría haber descubierto el arca. Friedrich Parrot escribió en 1929 en su viaje a Ararat que «todos los armenios están firmemente convencidos de que el Arca de Noé se mantiene a día de hoy en la cima del Ararat, y que, a efectos de conservación, ningún ser humano tiene derecho a acercarse a los mismo«.

anomalía del monte ararat en 1949
Fotografía de la anomalía del monte Ararat, adoptadas por la Defense Inteliigence Agency en 1949.

Desde entonces, se ha intensificado la investigación. En la propia montaña, la anomalía de Ararat es una forma no identificada que aparece en algunas fotografías de los campos de nieve de la cumbre. Se encuentra en el extremo noroeste de la meseta occidental a 4724 metros sobre el nivel del mar y a unos dos kilómetros de la cumbre. Fue vista por primera vez en 1949 durante una misión de reconocimiento aéreo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. La CIA, que desde entonces ha examinado las imágenes de satélite, se estima que la anomalía consistía en «capas lineales de hielo cubierta por el hielo y la nieve acumulada, más recientemente«. Por otra parte, su longitud sería dos veces mayor que la que cuentan las historias de la Biblia.

Cerca de 25 millas al sur del Monte Ararat, cerca de Dogubeyazit, fue descubierto en 1959, Durupınar. Se trata de una gran formación rocosa que parece un barco fuera de la tierra. Fue identificado como una formación natural, pero aún hay defensores de la teoría que explica que el arca pudo haber sido barrido por lahares enormes. Se trata de los sitios más turísticos en los que supuestamente está el Arca de Noé.

En 1988 y 1989, los estudios científicos con el radar penetrante de tierra hicieron análisis de la capa de huelo de la cumbre sin detectar ningún rastro de estructura artificial. Aunque el golfo de Ahora se reformó profundamente después de la erupción de 1840, varios milenios después de que el presunto episodio del diluvio ocurriera, los entusiastas incluso han llevado a cabo investigaciones en el hielo que lo ocupan, un sitio que no debes perderte en tu viaje al monte Ararat si quieres ver las supuestas huellas dejadas por el arca de Noé.

El 26 de abril de 2010, un grupo de exploradores turcos y chinos evangélicos llamado el Noah’s Ark Ministries International anunció que había descubierto probablemente el Arca de Noé en la parte superior de unos 4000 metros sobre el nivel del mar en el monte Ararat. Dijeron que encontraron los restos de la estructura de madera del arca que mediante la datación con carbono 14 se remontan a 4800 años de antigüedad, asumiendo que serían los restos del arca de Noé.

Imágenes: Wikipedia

Tags:

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies