sin comentarios

Mezquita Azul de Estambul

La Mezquita Azul es mucho más que un edificio impresionante. Toda la experiencia de vivir en el exterior, los patios y el interior de la más famosa mezquita de Estambul es algo que no se olvida. Nunca.

Mientras estuve en Estambul y me quedé en un hotel en Sultanahmet, el barrio donde se encuentra la mezquita, hice una visita realmente prolongada por la Mezquita Azul en un día, aunque terminé volviendo una y otra vez.

La paz y tranquilidad que se respiran en este lugar me llamaban constantemente. Especialmente al anochecer.

La mezquita Azul o Mezquita de Sultanahmet, Estambul, Turquía

La mezquita Azul o Mezquita de Sultanahmet, Estambul, Turquía

Hechos interesantes acerca de la Mezquita Azul de Estambul

El edificio se llama, en realidad, Sultan Ahmet Camii, en turco. Fue mandado construir por el sultán Ahmet I cuando este tenía solo 19 años. El objetivo era superar la Mezquita de Solimán y la Haghia Sophia. De tal forma, que el lugar elegido es el mismo frente a la Haghia Sophia con el fin de dar énfasis a la supremacía del Islam sobre el Bizancio Cristiano.

Dice la leyenda que hubo un (feliz) problema en la comunicación en el momento de la construcción. El sultán había pedido al arquitecto Mehmet Aga un minarete cubierto de altin (oro), pero el arquitecto entendió que el sultán quería alti (seis) minaretes.

Esta confusión ha traído algunos problemas porque, en ese momento de, sólo la gran mezquita sagrada de la Meca había seis minaretes. Más tarde, otros minaretes serían añadidos a la mezquita de la Meca.

La Mezquita Azul de Estambul es tan conocida, debido al color de los magníficos azulejos de Iznik que decoran las paredes interiores. ¡Son más de 20.000 azulejos en 70 estilos diferentes!

Las cúpulas de la Mezquita Azul son maravillosas, tanto de día, como de noche. Al acercarnos, nos quedamos aún más impresionados por la majestuosidad de los minaretes.

El patio es enorme y cubierto de mármol de la isla de Mármara. Tiene el mismo tamaño que el interior de la sala de oración. En el centro, está la Fuente de las Abluciones, hoy en día se utiliza por los fieles de lavarse antes de la oración.

Exterior de la mezquita azul de estambul

Exterior de la mezquita azul de estambul

Visitar la Mezquita Azul

Cualquier persona puede visitar la Mezquita Azul de forma gratuita. Para entrar, tienes que quitarte los zapatos (te dan una bolsa de plástico a la entrada) y cubrir ciertas partes del cuerpo según la religión musulmana.

Si llevas pantalones cortos o blusa de tirantes, por ejemplo, los empleados de la mezquita, pueden darte unos tejidos para cubrirte. Las mujeres tendrán que cubrirse también el pelo.

La Mezquita Azul está abierta durante todo el día pero no se puede visitar en la hora de la oración. Debes estar atento a la señal que sale de los megáfonos que se encuentran en todas las mezquitas de la ciudad. Las horas específicas cambian a lo largo del año, porque dependen de las horas de luz del día.

El interior de esta mezquita azul de Estambul es muy lindo y lleno de detalles. Los no musulmanes no pueden entrar en la zona reservada a las oraciones, pero pueden circular libremente y tomar fotos de los techos, lámparas, alfombras, aunque no se puede usar flash.

A la salida de la Mezquita Azul puedes donar algo de dinero para mantener este magnífico edificio. No es obligatorio, pero si lo haces, recibirás un recibo oficial. Es un recuerdo.

Por Estambul

La zona de Estambul en el que se encuentra la Mezquita Azul, la zona de Sultanahmet, es una de las mejores para encontrar un hotel y utilizarlo como base para explorar esta vibrante ciudad, que tan bien combina la milenaria tradición con la modernidad. Opciones de alojamiento no faltan aquí.

Responder

Uso de cookies

Rutasymapas.com usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies