Museo de Máquinas Sexuales

Más de un turista se sonroja al pasar por la puerta, pero nadie puede contener la tentación de recorrer las salas del Museo de Máquinas Sexuales, una de las propuestas culturales alternativas de Praga.

Básicamente, es una exposición de aparatos mecánicos diseñados con el objetivo principal de intensificar el placer sexual o arriesgar posiciones poco frecuentes durante las relaciones. Es eso y más. El museo exhibe objetos que datan de cientos de años atrás, lo cual permite una reflexión en términos históricos sobre la relación de la sociedad y la búsqueda de placer.

El Museo de Máquinas Sexuales está dividido en tres pisos y expone más de 200 objetos y aparatos mecánicos. También hay una galería de arte con temas eróticos, un cine donde se proyectan viejas películas de alto contenido sexual, ropa y maniquíes, entre muchas otras piezas. Es el primer espacio cultural de este estilo en el mundo.

El fundador del SMM (Sex Machines Museum) o Museo de Máquinas Sexuales es el empresario italiano Oriano Bizzochi, quien en un primer momento tuvo la idea de montar en San Marino, Italia, un museo de curiosidades. Luego de una profunda investigación, el proyecto cambió. La finalidad del museo es proponer a los visitantes una excursión inteligente y por demás reveladora alrededor de las perversiones que acompaña a la estimulación sexual. Lo más interesante es que no hay detalle suelto ni objetos expuestos para trasgredir gratuitamente; por el contrario, todo está perfectamente pensando para no ofender ni caer en lugar comunes innecesarios. Cada vitrina tiene su explicación histórica y ofrece, incluso, una lectura política.

Artilugios del Museo de las máquinas sexuales de Praga

Artilugios del Museo de las máquinas sexuales de Praga

Entre otros objetos, se exhibe un vibrador a manivela de 1910, un cinturón de castidad de 1580, un corset de hierro del 1500, un orinal de 1880, máquinas eléctricas de distintas décadas del siglo XX, muchas de ellas originarias de Francia, y amplias colecciones de látigos y accesorios de cuero de toda las épocas. Gran parte del material fílmico que se pone en pantalla son verdaderas joyas que lograron escabullirse de las manos de los gobiernos totalitarios que alcanzaron el poder en Europa entre 1920 y 1990, por ejemplo, publicidades que pugnaban por erradicar el pecado de la masturbación de la humanidad.

Una de las claves para recorrer el Museo de Máquinas Sexuales es predisponerse a leer la historia desde una óptica fuera de lo cotidiano. Y, al mismo tiempo, dejarse llevar por la diversión y el colorido de lugar. Es necesario aclarar que está prohibida la entrada a menores de 18 años.

Información práctica del museo de máquinas sexuales:

  • Dirección: Melantrichova 18 – 11000 Praha 1
  • Teléfono: 00420 227 186260
  • Horario: Abierto todos los días de 10:00 a 23:00
  • Precios: Adultos: 250 czk / Estudiantes 150 czk
Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com