Patrimonio Cultural en Pravía

Pravia, la villa de los cuervos

Pravia es un municipio del centro de Asturias que, desde tiempos inmemoriables, se asocia con los cuervos, concretamente con los seis que aparecen en su escudo y cuyo origen se remonta a la época de la Reconquista. A pesar de que pueda parecer algo un tanto tétrico no lo es y, además, estas aves han acabado siendo muy queridos por los pravianos. No obstante, según cuenta la leyenda, fueron muy importantes para un guerrero de la villa.

El hombre luchaba en la Reconquista y hubo un momento en el que dudaba si entrar o no en batalla contra un ejército de árabes, superior en número y bien armados, que le esperan al otro lado del río. De repente, se le presentaron seis cuervos que no cesaban de revolotear.

El praviano lo interpretó como un signo de mal agüero para el enemigo. Supuso que estarían hambrientos y que si las aves eran capaces de cruzar el río sus soldados también. Sus presagios se hicieron realidad y ganó la batalla. Por ello el rey le autorizó para colocar los cuervos en su escudo, que después pasó al del municipio.

De aquella época proviene también parte importante de la historia del municipio. En el siglo VIII fue cuando se trasladé el reino astur a Pravia, más concretamente a Santianes, donde se instalaron el rey Silo y su esposa Adosinda en el año 774. Les sucedieron otros dos monarcas, Mauregato y Bermudo I, hasta que llegó Alfonso II y, a finales del siglo, trasladó la corte a Oviedo. Del corto periodo monárquico Pravia conserva la primera iglesia del prerrománico asturiano. A día de hoy conserva parte de su esplendor y es el templo en el que se siguen oficiando las ceremonias religiosas en Santianes. Aún así se puede visitar, al igual que el museo anexo, que se construyó hace unos años y en el que se conservan reliquias de la época.

Patrimonio Cultural en Pravía
Patrimonio Cultural en Pravía

El casco histórico de la villa praviana también merece una visita, para observar algunos de los edificios más antiguos del municipio, como son el ayuntamiento, la Casona del Busto o la Casa Valdés, sin olvidar la Azucarera que en estos momentos está en proceso de transformación para acoger un centro de interpretación del salmón. Y es que hay una gran tradición pesquera en el municipio ya que, no se puede olvidar que el Nalón transcurre a orillas del concejo.

Lo mismo ocurre con la agricultura, que ha sido de siempre el principal motor económico del municipio. Famosas son las fabes que se cultivan en el concejo y que han dado origen a un certamen agrícola que se celebra todos los veranos en la villa y en el que los agricultores exhiben lo mejor de sus cosechas.

El campo cada vez se ha relegado más a un segundo plano y el turismo se ha impulsado fuertemente para convertirse en un motor económico. Al margen de lo que ya se ha comentado con anterioridad, si se visita Pravia es recomendable conocer El Jardín de los Aromas, que se ubica en Agones o los Molinos de la Veiga, en Cañedo. Pasear por sus muchos y pequeños pueblos también es una opción muy recomendable sin olvidarse de degustar la gastronomía asturiana en los restaurantes de la villa.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies