¿Qué hacer en Costa Rica, la tierra de la “pura vida”?

Bosques, cascadas, volcanes durmientes, playas soleadas…obtén toda la información sobre qué hacer en Costa Rica, la tierra de la “pura vida”.

Sin duda, San José, la capital de Costa Rica, es uno de los destinos obligados cuando visitas este encantador país centroamericano. Por ello, te recomendamos visitar su plaza central, para iniciar el recorrido conociendo mejor la arquitectura tradicional de la ciudad.

Sigue al norte para el histórico Barrio Amón y realiza un paseo por las mansiones tropicales de estilo victoriano de antiguos barones del café revelando el pasado colonial de la nación. El amado Teatro Nacional nació de uno de los tributos que se impusieron a sí mismos por los mismos magnates del café y alberga un pequeño y encantador café donde puedes sentarte y disfrutar de una taza de “grano de oro”.

También en la zona, se encuentra el Museo del Jade, que alberga la mayor colección de jade americana del mundo, y el Museo del Oro precolombino, una demostración brillante de la herencia indígena de América.

Este día de caminaa por el centro de San José puedes terminarlo visitando el más importante de los “pulmones” de San José, el Parque Metropolitano La Sabana. El principal aeropuerto de la ciudad hasta 1955 ahora es un oasis verde rodeado por el paisaje urbano, con una pista de patinaje, botes a remos en el lago para alquiler y vendedores de rebanadas de mango verde picante.

Paseo en barco en Costa Rica

Paseo en barco en Costa Rica

Visita un volcán

Dependiendo del capricho de la lava, puede ser un alivio o una decepción escuchar que el Volcán Arenal, uno de los más grandes de una docena de Costa Rica, y el más activo en el pasado, no tiene erupciones desde el año 2010.

Joven, para los estándares de un volcán, esta ranura de 7.500 años en la corteza terrestre puede estar dormido, pero, ubicada en un hermoso fondo de 12.120 hectáreas del Parque Nacional; lo que significa una aventura para disfrutar en una excursión.

Un circuito de 16 puntos interconectados – 6 de las cuales se encuentran suspendidos sobre la densa selva – discurre por el parque. Mira hacia el cielo y podrás apreciar algunas de las 850 especies diferentes de aves que vuelan en el cielo.

Para elevar un poco el nivel de la adrenalina, puedes hacer rafting en los rápidos de la zona, rappel en cascada o disfrutar de un paseo por las copas de los árboles con tirolesas.

Serás recompensado por tu valentía al final día. Tendrás la oportunidad de visitar las fuentes naturales, que son el resultado de la actividad geotérmica de la zona, y vienen en todos los formatos y tamaños de piscinas calientes y frías, encendidas hasta la noche; además, cuentan con toboganes y bares en las piscinas.

Parque Nacional Arenal

Parque Nacional Arenal

Visita las cuevas

No muy lejos de Arenal, las Cavernas de Venado, descubiertas por cazadores en 1942, ofrecen otro deleite para los aventureros, espeleología o exploración de cuevas.

Arriésgate por debajo de la superficie de la tierra para pasar por cuevas de 5 millones de años, y estudie la vida marina y las conchas fosilizadas proyectadas en las paredes – dejadas por el pasado marino. Aunque no esté al nivel del mar, un pequeño arroyo te acompañará por el paseo.

Espeleólogos con experiencia que buscan mayores desafíos deben explorar las cuevas del Parque Nacional Barra Honda, en la provincia de Guanacaste.

Te ayudamos a decidir qué hacer en Costa Rica

Cruceros por los canales de Tortuguero

Si te gusta navegar por aguas tranquilas y disfrutar de las vistas y sonidos de la selva, te encantará el Parque Nacional de Tortuguero, en la costa caribeña.

Accesible sólo por barco o avión, esta reserva protegida es el hogar de 11 diferentes hábitats, incluyendo pantanos, lagunas, playas y manglares. Toma un paseo en barco y deja que un guía te muestre la vida salvaje del lugar, o sigue en kayak por los exuberantes canales.

Luciendo un 5% de la biodiversidad de nuestro planeta en sólo 0,3% de la superficie terrestre del mundo, Costa Rica es también líder mundial en la práctica del ecoturismo.

Reserva un bungalow en un hospedaje ecológico para tener una oportunidad de sumergirte en una selva remota. Para muchos, las principales atracciones son las elegantes criaturas que dan nombre al parque – los cientos de tortugas marinas que vienen a hacer sus nidos en la playa de julio a octubre.

Crucero en los canales de Tortuguero

Crucero en los canales de Tortuguero

Conviértete en un experto en café en Costa Rica

Los amantes del café y la comida gourmet estarán encantados de visitar diversas granjas alrededor del país, proporcionando paseos guiados por sus plantaciones.

La Finca Rosa Blanca está comprometido en producir café orgánico, sostenible y cultivado a la sombra, y estará más que feliz de mostrarte cómo lo hacen. Un experto en todos los tipos de café que te llevará por los campos, por la planta de procesamiento y de la unidad de tostado, antes de llevarte a la zona de “catación” – una sesión de cata profesional.

Aquellos que disfrutan menos de cafeína deben hacer una visita a la Villa Vanilla – también seria en cuanto al ecosistema, esta finca está especializada en cultivar vainilla, así como canela, cacao, azafrán, pimienta y otras especias tropicales. El paseo incluye una degustación de diversos platos deliciosos como el pastel de queso de grano de vainilla y té de canela – hechos frescos en la granja con productos locales.

Granos de café molidos de manera artesanal

Granos de café molidos de manera artesanal

Haz camping en el Corcovado

Uno de los centros del frenesí del otro de mediados del siglo 20, la Península de Osa es, hoy en día, uno de los rincones más tranquilos de Costa Rica. Hogar de 13 ecosistemas y el Parque Nacional Corcovado, el mayor del país, ocupando hasta un tercio de la Península de Osa es un paraíso natural.

Aquí podrás acampar, dar un paseo de campo y visitar a la cascada de “La Llorona”, lanzando sus pesadas lágrimas en dirección a la playa. Un paseo a caballo a lo largo de las pistas es altamente recomendado.

Para un poco de vida acuática, continúa hasta Drake Bay y en dirección al mar para un poco de observación de delfines y ballenas. Las yubartas llegan de diciembre a marzo y de julio a noviembre, pero los simpáticos delfines pueden ser vistos durante el año entero.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com