¿Qué ver en Cusco? 7 cosas que hacer antes de ver Machu Picchu

Hay ciudades que fascinan con solo escuchar sus nombres, como Cusco en Perú, que fue la antigua capital de la civilización Inca.

Ubicada a una altura de 3550 metros sobre el nivel del mar, en el magnífico valle sagrado en el corazón de la cordillera de los Andes, la ciudad posee un patrimonio incalculable y una gran riqueza cultural, así como numerosos monumentos, edificios religiosos y museos. Es el destino ideal para unas vacaciones de descubrimiento y cambio de paisaje.

A menudo considerado como un paso obligado para un ascenso a Machu Picchu, la mayoría de los turistas se olvidan de visitar Cusco. Sin embargo, Cusco es una ciudad sorprendente en el Perú: entre sus ruinas arqueológicas que cuentan el pasado glorioso de la civilización Inca, sus caminatas tipo tarjeta postal con la cordillera de los Andes como fondo, sus museos con ricas colecciones y sus especialidades culinarias gourmet, hay muchas cosas que hacer en Cusco. Si no quieres perderte nada, te recomendamos comprar el Boleto Turístico de Cusco.

Así que para ayudarle a sacar el máximo provecho de Cusco, aquí está nuestra lista de 8 cosas que hacer en Cusco para asegurarse de que no se pierda nada.

Información sobre Cusco

El turismo es hoy la principal fuerza de la región desde el descubrimiento del famoso sitio de Machu Picchu. A su llegada a Cusco usted notará el ajetreo y el bullicio por todas partes ; las calles animadas de la ciudad y sus monumentos pueden ser descubiertos a pie por uno o varios largos paseos

Toda la ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero será difícil verla de una sola vez. Por esta razón hay que por lo menos ir a la Plaza de Armas, hacer una parada para visitar la catedral y la iglesia de la compañía de Jesús, ir a las ruinas de Sacsaywaman y pasear por las calles del barrio de San Blas. A la vuelta de seguramente se encontrará con espectáculos callejeros tradicionales (bailes, canciones, acrobacias).

Panorámica de Cusco
Panorámica de Cusco

Desde lo alto de las torres de la iglesia se descubre una magnífica vista sobre el flujo de techos invisible anidados entre las verdes colinas. También puede visitar los mercados de la ciudad donde encontrará frutas y verduras raras y muchas artesanías tradicionales. En Cusco también se debe descubrir la cocina peruana y sus sabores únicos.

Por último, el sitio inca que no debe perderse durante su estancia en Cusco es Machu Picchu, la antigua ciudad de los reyes; encaramada en una montaña a pocas horas de tren y autobús desde Cusco.

Las temperaturas diurnas en Cusco son generalmente suaves, pero las noches pueden ser frías. El mejor momento para ir a Cusco es entre abril y octubre, cuando el clima es más seco.

Descubrir la plaza de Armas

¿Qué ver en Cusco? La plaza de Armas
¿Qué ver en Cusco? La plaza de Armas

Como en la mayoría de las grandes ciudades latinoamericanas, la Plaza de Armas es el corazón de Cusco y el lugar ideal para comenzar a visitar la ciudad.

Si usted visita Cusco alrededor del 24 de junio, es en esta misma Plaza donde usted puede tener la oportunidad de asistir a la famosa ceremonia religiosa, Anti Raymi, en honor del sol. En este lugar, no se sabe por dónde empezar con tantas cosas que hay para ver y fotografiar, con un telón de fondo tan espectacular como las cumbres de los Andes.

No se puede visitar Cusco sin girar la cabeza hacia la enorme catedral barroca en el centro de la Plaza de Armas: un magnífico edificio construido en la mitad del siglo XVII sobre los restos del palacio inca de Wiracocha que hará las delicias de los amantes del arte.

Se puede entrar en la catedral a través de otra iglesia, la Iglesia del Triunfo, la primera iglesia cristiana de la ciudad. Un poco más lejos, la iglesia de la Compañía de Jesús es otra visita obligada en la Plaza de armas. Construida por los Jesuitas, esta iglesia era el símbolo de la supremacía Cristiana.

Caminar por las ruinas de Cusco

Visita las ruinas de Cusco. Crédito de la foto: Flickr-David Stanley
Visita las ruinas de Cusco. Crédito de la foto: Flickr-David Stanley

Habiendo sido la capital de los Incas, no es sorprendente ver que hay muchos sitios arqueológicos y muchas ruinas cerca de Cusco. Para los amantes de las piedras antiguas, hay 4 sitios que no te puedes perder en Cusco: la fortaleza de Puca Pucara, Tambo Machay, Qenqo y Sacsayhuaman.

La ventaja es que todos estos sitios son fácilmente accesibles y están todos cerca unos de otros, en un perímetro de unos ocho kilómetros alrededor de Cusco. Una vez en el autobús, se puede admirar las montañas pero también degustar una especialidad local, el choclo con queso -maíz gigante con queso- en la entrada de los varios sitios arqueológicos.

Meditar en el Qoricancha

Visita Cusco, El Coricancha. Crédito de la foto: Wikimedia-Diego Delso
Visita Cusco, El Coricancha. Crédito de la foto: Wikimedia-Diego Delso

Si no sabes qué hacer en Cusco, dirígete a Qoricancha, el templo más emblemático del Imperio Inca. Dedicado al sol, el Qoricancha -a veces escrito Coricancha o Koricancha- es un templo sagrado donde, según los arqueólogos, más de cuatro mil sacerdotes adoraban los elementos de la naturaleza todos los días. Por otro lado, es también el mejor ejemplo del matrimonio entre la cultura inca y los conquistadores españoles.

Ricamente decorado con piedras preciosas, oro y plata, el Qoricancha, era el símbolo de la grandeza del imperio Inca y es esta misma riqueza la que atrajo la codicia de los conquistadores españoles, y conducirá a los Incas a su pérdida, entre el saqueo y la tortura de los Incas. Es posible ver algunas paredes auténticas, con grandes bloques de piedra perfectamente anidados, típica arquitectura Inca. Se puede visitar por 10 soles, unos 2,60€.

Visita los museos de Cusco

Visita Cusco, museos. Crédito de la foto: Flickr-C K Leung
Visita Cusco, museos. Crédito de la foto: Flickr-C K Leung

Si usted no sabe qué hacer en Cusco y quiere aprender más sobre el pasado de la ciudad, Cusco tiene algunos museos muy hermosos, con colecciones increíbles.

Aunque la ciudad y su región son museos al aire libre, sería una pena perderse el Museo de Arte Precolombino, que presenta colecciones muy finas de objetos de oro y obras de la época colonial. Usted también descubrirá una gran cantidad de información sobre las grandes civilizaciones del Perú, a menudo desconocidas en comparación con la Inca: Nazca, Mochica, Huari, Chimu y Chancay.

Hay otros museos muy interesantes, como el Museo Inca, el Museo de Historia Regional, el Museo de Arte Religioso o el Museo del Cacao y el Chocolate, en Cusco hay cultura para todos.

Pasear por el mercado de San Pedro

Visita el mercado de San Pedro en Cusco. Crédito de la foto: Flickr-Cédric Liénart
Visita el mercado de San Pedro en Cusco. Crédito de la foto: Flickr-Cédric Liénart

Situado muy cerca de la Plaza de Armas, el mercado de San Pedro es un lugar imperdible de la ciudad de Cusco. Entre las cosas que podemos destacar: tapices hechos a mano, ropa de colores, frutas frescas y verduras, especias de colores, carnes con carácter… para los amantes de la cerámica y la porcelana hay unos precios imbatibles. Es el lugar ideal para reunirse y discutir con los lugareños.

También se puede comer en el mercado de San Pedro, ya que bajo el pabellón central, los vendedores preparan directamente guisos, cortes de carne de cerdo y carne de res tierna y especialidades locales de la zona a precios razonables.

Beber cusqueña

La Cusqueña es la cerveza de Cusco. Crédito De La Foto: Wikimedia-Sigoise
La Cusqueña es la cerveza de Cusco. Crédito De La Foto: Wikimedia-Sigoise

La Cusqueña es en el Perú lo que Guinness es en Irlanda: un símbolo nacional. Es difícil encontrarla fuera de Cusco, aunque también se vende en algunas ciudades de los Estados Unidos, donde la comunidad sudamericana está ampliamente representada. También es posible encontrarla en tiendas de bebidas de importación de nuestro país.

La Cusqueña viene en 4 variedades: la Golden lager, la cerveza rubia más vendida y más popular de Cusco, la Red lager, una cerveza para los paladares más exigentes con un bonito color rojizo, La lager negra, y la cerveza de trigo. Cualquiera que sea su preferencia, todas las cervezas están buenas, así que siéntase libre de probarlas en alguno de los muchos bares y cafés en Cusco.

Maravillarse en las Salinas de Maras y Moray

Visitar Cusco, Moray

Moray es un sitio sorprendente del valle secreto: en realidad, es un antiguo laboratorio de investigación agrícola inca. Hay magníficas terrazas en forma de anfiteatros. Cada terraza representa un clima diferente: cuanto más se aleja desde el centro, más frío se pone.

Hay una cosa que tienes que saber: con la finalidad de conservarlas mejor, está prohibido caminar por las terrazas, por lo que sólo se pueden observar desde lejos.

No muy lejos de Moray, hay otro lugar interesante que visitar en Cusco: las Salinas. Y sí, son de hecho salinas, con un centenar de cuencas dispuestas en pisos donde los Incas cosechaban la sal. Además, los peruanos siempre cosechan la sal y es posible degustarla durante una visita que te costará 10 soles (2,60€) por persona.

Para llegar a estos 2 sitios, puede tomar un colectivo de Cusco a Urubamba. Al parar en la intersección de Moray, usted tendrá que encontrar los taxis que le llevarán a estos sitios.

Visitar Machu Picchu

Visita Cusco, Machu Picchu
Visita Cusco, Machu Picchu

Es difícil perderse una de las siete maravillas del mundo: Machu Picchu. Situada a una altitud de 2.348 m, la antigua ciudad Inca es una de las bellezas de nuestro planeta que no te puedes perder bajo ninguna circunstancia, especialmente si estás en Cusco.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com