Interior de la catedral de Girona

¿Qué visitar en los alrededores de Barcelona?

Barcelona está llena de rutas y actividades que hacer. Tomar el sol en las playas, ir a los bares (muchos!), pasear por los barrios antiguos, ver la arquitectura de Gaudí, pasear en los parques y salir de fiesta. Pero Cataluña tiene muchas ciudades interesantes que visitar también, con la posibilidad de pasar algunos días fuera de Barcelona. En este sentido os recomendamos reservar hotel en Vilanova del Vallés, un lugar tranquilo que está muy cerca de la capital pero que permite una salida rápida a diferentes zonas de Cataluña.

Acercarse a la Costa Brava

Barcelona tiene playas, pero las más hermosas están fuera de la ciudad. Al norte en el camino a Francia, está una parte del litoral de la llamada ruta de la Costa Brava, en la provincia de Girona. Tossa de Mar, a 1 hora y 20 minutos de Barna. Estaremos de acuerdo en que la playa no es la más bonita de la región, pero el castillo medieval a la orilla del mar es único. Sube hasta la cima y luego se detenga en La Lluna para pedir unas tapas con vino. Baje por el otro lado y dese un baño en la pequeña playa que se encuentra en el lado opuesto de la playa principal. Merece la pena.

Castillo de Tossa de Mar
Castillo de Tossa de Mar

Continuando hacia el norte, las playas son cada vez más hermosas. De las que conocí, mis favoritas son Cala Estreta y Aiguablava. Las calas de toda esta zona son una maravilla. Pequeños trozos de tierra rodeados de rocas, con playas pequeñas, sin olas… ¡casi piscinas naturales!

playa de Aiguablava
playa de Aiguablava

Sin embargo la ciudad más mágica de la Costa Brava es Cadaqués. Salvador Dalí no decidió fijar su residencia en este pueblecito costero por casualidad. Camina por las calles empedradas y no te pierdas el arroz negro de La Sirena, delicioso. Vale mucho la pena hacer un paseo en barco y ver Cadaqués desde el mar, sus casas blancas y por supuesto, visitar las cuevas. Coge el coche y ve a Cap de Creus, el punto más al Este de España, literalmente. La vista es impresionante y el viento es tan fuerte que usted tiene que mantener el equilibrio para no caer. De esos lugares en la Tierra donde usted parece estar en otro planeta. La casa de Dalí en Port Lligat hoy es un pequeño museo, donde podrás conocer la casa donde él vivió hasta el año 1982 hasta la muerte de su mujer y musa, Gala.

Panorámica de Cadaqués
Panorámica de Cadaqués

Figueres

Ya que hablamos de Salvador Dalí, no podemos perdernos el Museo Dalí en Figueres, ciudad donde nació y murió el artista. El edificio donde se encuentra el museo ya es una obra surrealista en sí. Figueres se encuentra en la provincia de Girona, donde también se encuentra la azul Costa Brava. La ciudad en sí no es tan bonita, pero vale mucho la pena conocer este museo.

Teatro Museo Salvador Dalí
Teatro Museo Salvador Dalí

Girona

La capital de Girona es también la ciudad de la región más hermosa arquitectura. Medieval y maravillosa, caminar por la ciudad antigua es como volver en el tiempo. La Catedral y el Call, el antiguo barrio Judío (antes de la inquisición, por supuesto) son unas joyas de la ciudad. Amo caminar de noche por esa parte de la ciudad, para pasar horas imaginando cómo era la vida en la época medieval.

Girona es uno de los polos gastronómicos de España. El mítico Celler de Can Roca, 2º mejor restaurante del mundo sólo superado para el Noma (Dinamarca) se encuentra aquí. Si usted no puede reservar una mesa en el Celler (tarea casi imposible), vaya a Rocambolesc. Jordi Roca, el más joven de los hermanos y responsable de los postres del restaurante, abrió esta heladería en el centro de Girona. El sabor y la consistencia del helado son de otro mundo. Me encanta el de higos. Tienes que probarlo para saber por qué Jordi Roca es siempre elegido el mejor pastelero del mundo.

Helados de Jordi Roca en Rocambolesc
Helados de Jordi Roca en Rocambolesc

¿Cuando ir?

La mejor época para ir a Girona es de mayo a septiembre, porque da para disfrutar de las maravillosas playas de la Costa Brava. Pero si tu plan es ir a esquiar, lo mejor es ir entre diciembre y febrero, ya que al norte de Girona se encuentran los Pirineos.

¿Cómo ir?

La mejor manera es moverse en coche propio o alquilado para explorar bien la zona e ir a las playas más desconocidas. Pero si no da para alquilar un coche, es muy fácil llegar a las ciudades de Girona y Figueres en tren o autobús, saliendo de Barcelona.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies