Rotterdam: la ciudad de la arquitectura

Hay una cosa que no podemos negar: cuando pensamos en un viaje por los Países Bajos, Ámsterdam es, sin lugar a dudas, el primer destino que nos viene a la mente. Una pena reducir este pequeño país sólo a la ciudad de los canales, a Heineken y a sus paisajes urbanos. Quién dedica más tiempo al país, descubre lugares vibrantes y llenos de vida aún poco explotados por el turista convencional. Un buen ejemplo de esto es la ciudad de Rotterdam.

Rotterdam es una ciudad joven y moderna, que hace un excelente contrapunto a la tradición y el encanto de Amsterdam.

Mucho se habla sobre Chicago, Nueva York, Dubai e incluso Bilbao, como grandes destinos para los amantes de la arquitectura, pero Rotterdam no deja nada que desear en este aspecto. Completamente diezmada durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad fue capaz de reconstruirse haciendo un planeamiento urbano del que muchas ciudades se sentirían envidiosas. Calles planas y anchas, grandes ciclo-pistas, parques y edificios llenos de concepto fueron construidos en las últimas décadas.

Y por hablar de edificios llenos de personalidad, arquitectos de todo el mundo tratan de conseguirlo sus proyectos en la ciudad. Después de todo, hasta el día de hoy, el ayuntamiento tiene una reconocida flexibilidad para el desarrollo de proyectos urbanos diferentes y eso hace toda la diferencia en el clima de los países bajos.

Un buen ejemplo de ello es la Estación Central. Su inauguración representó un hito del desarrollo del país y también trajo un nuevo concepto a las oficinas centrales en Europa, que solían ser feas, oscuras y con sus alrededores no muy agradables. Gracias al proyecto realizado por Benthem Crouwel Architects, la ciudad ganó una estación ligera, moderna y que es la cara de presentación de la ciudad de Rotterdam.

El famoso puente de Erasmusbrug

Su otro símbolo, Erasmusbrug, es un puente de cables suspendidos realizado por el arquitecto Ben van Berkel en 1996 y que le otorgó el título de “Ciudad de la Arquitectura” a Rotterdam. Es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad, además de ser un símbolo de la vanguardia. No sólo eso, el puente es levadizo, lo que permite que los barcos grandes puedan seguir su camino por el río que atraviesa esta región. Y uno de los mejores lugares para fotografiarla es el bar del Hotel Nhow, cuya vista nocturna es increíble.

Es interesante ver cómo una ciudad puede influir positivamente en la otra, a pesar de estar en diferentes continentes. Según los moldes del High Line de Nueva York, la Hofbogen, una antigua línea de ferrocarril que unía Rotterdam con la costa de Holanda, está siendo revitalizada. Los tramos que ya fueron inaugurados cuentan con nuevos restaurantes, bares, cafés y galerías de arte.

En esta área, se encuentra el Luchtsingel, un curioso puente de madera construido gracias a la financiación colectiva hecha por los propios residentes. Al final de la misma, en los meses más cálidos del año, se puede encontrar una zona con food trucks y un montón de gente interesante.

Uno de los puntos más fotografiados de Rotterdam no podía estar fuera de este guión: las famosas Casas Cubo. Diseñadas por Piet Blom en 1984, hoy no son más direcciones residenciales y sí un hostel que atrae a muchos turistas por la simple curiosidad de alojarse en un lugar tan diferente.

Justo en frente de las casas amarillas, te darás cuenta de otra construcción que también llama mucho la atención: el Rotterdam Market Hall, uno de los mercados más calientes para visitar en Europa. Del tamaño de un campo de fútbol, se encuentra todo cubierto y cuenta con una arquitectura contemporánea. Dentro de él se encuentran varios restaurantes, quioscos de productores locales y especias traídas por los inmigrantes de los cuatro rincones del mundo.  En los días más calurosos, el mercado también es un gran lugar ideal para hacer un picnic en el césped que está al lado.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com