Ruta de un día en Pompeya

Uno de los mejores regalos que puedes hacerte a ti mismo, durante un viaje a Italia, es hacer una ruta por Pompeya, y, quién sabe, después de visitar el Museo Arqueológico de Nápoles. El museo conserva los objetos, además de los frescos, estatuas y mosaicos de las casas de Pompeya, y también de otras ciudades destruidas por el Vesubio: Herculano, Boscoreale, Oplontis y Stabia.

Decidí disfrutar de una soleada mañana de un domingo invernal para mover las piernas, durante 5 horas, en Pompeya. Mi experiencia anterior (diez años atrás), había sido en un día primaveral de finales de Mayo. Encuentra más información sobre Pompeya aquí.

Un día en Pompeya: Consejos prácticos e información

Mi viaje comenzó en Roma, haciendo transbordo en Nápoles. Cogí el tren en Roma a las 7:35, llegué a Nápoles a las 8:45, después tomé el tren a Pompeya a las 9:10 y llegué a las 9:45 más o menos.

Llegar a Pompeya es fácil y los trenes te dejan a pocos metros de las entradas. Los trenes en dirección a Sorrento son los que dejan más cerca, en la entrada de Puerto Marina.

Puedes hacer una ruta de una día en Pompeya ya que solo requiere de mucha voluntad de caminar y llevar un alzado cómodo. Buena parte del suelo de Pompeya es el mismo que tenían los romanos: el basolato, adoquines fabricados con la basola, una piedra de origen volcánico o caliza, que es un poco resbaladiza.

En medio de las excavaciones hay baños públicos y algunas fuentes públicas, la única cafetería está justo en la entrada de las ruinas de Pompeya. Os aconsejo llevar alguna cosa para comer en la mochila, y también una botella de agua.

La ruta en Pompeya se realiza al aire libre, excepto cuando entramos en algunos entornos que están cubiertos. Si vas a visitar Pompeya en verano lo mejor es que lleves una gorra o un sombrero, gafas de sol y protector solar.

Con la entrada te van a dar un mapa: es fundamental para entender dónde estás y a dónde ir, o donde hay cosas interesantes que ver. El alquiler de una audioguía es interesante, tienen disponible el idioma español.

Restos de Pompeya

Restos de Pompeya

Breve historia de Pompeya

Lo más fascinante de Pompeya es poder presenciar con nuestros propios ojos cómo era la vida en una ciudad de época romana. En el 63 d. C. la ciudad había sufrido un terremoto grave, muchas casas habían sido destruidas y la mayoría ni habían sido totalmente reformadas para cuando en el 79 d. C., ocurrió la erupción del Vesubio. ¡Los habitantes de Pompeya ni sabían lo que era un volcán!

La población de la ciudad tenía cerca de 15.000 habitantes y pocos huyeron, y muchos de estos lo hicieron demasiado tarde. Muchos murieron por asfixia causada por los gases del volcán y, en verdad, cuando los cuerpos fueron calcinados por la lava, muchos de ellos ya estaban muertos. Sin contar los que murieron atrapados por el derrumbe de los techos de sus casas. En las últimas horas antes de la erupción comenzó una lluvia de piedra pómez, más o menos como una lluvia de granizo, sólo que en lugar del hielo, las piedras eran de lava volcánica. ¡Un escenario totalmente apocalíptico!

Entrar en esas casas abandonadas e imaginar la vida de quienes vivían allí. Esa es la gran magia de Pompeya.

Un día en Pompeya. Itinerario

Pompeya está dividida en barrios, cuenta con dos avenidas principales” perpendiculares, la Via dell’Abbondanza y la Vía de Nola, y varias calles transversales, que atraviesan la ciudad de este a oeste. Es importante saber que una de las atracciones más interesantes está más alejada de ese núcleo: la Villa de los Misterios (nombre dado a la estación de tren), por lo que debes reservar unas cinco horas para visitar Pompeya con calma, considerando una pausa para comer.

Panorámica de Pompeya

Panorámica de Pompeya

Mi itinerario fue el siguiente:

Parte 1: visita a los barrios I, II, III y IX. Regreso a la entrada, en dirección al lote VII, porque allí se encuentra la cafetería/restaurante. Por cierto, he encontrado la comida de la cafetería muy “regulera”. Se trata de una especie de “fast food de pizzas” (lo que es casi una herejía en la tierra de las pizzas), algunas ensaladas, sándwiches y pastas, además de cosas tipo: patatas fritas, galletas, etc.

Pausa para comer (lote VII)

Parte 2: visita de los barrios IV, V, VI y la Villa de los Misterios

Pausa para el café y viaje al cuarto de baño (retorno al barrio VII)

Parte 3 (final): visita a los barrios VII y VIII

Con el mapa en la mano y la audio-guía fui explorando cada uno de los barrios, y lo que me pareció genial es que el mapa indica cuales son las atracciones más importantes de cada zona de Pompeya.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com