Ruta turística para visitar Praga

La capital de República Checa, Praga se caracteriza por ser una ciudad con un inmenso pasado histórico ligado a imperios, sistemas feudales, y con una mezcla grande de culturas que hicieron y hacen vida en los territorios de Bohemia. Se le conoce como la ciudad de las Cien Torres, o también la Ciudad Dorada, debido a la cantidad de monumentos históricos que posee en sus calles, así mismo como la denotada infraestructura semi medieval de torres puntiagudas y con un arte tipo gótico. La mayoría de sus calles son de piedra, y las mismas son tipo bulevar, haciendo de esta ciudad característica por su estilo antiguo y medieval, con ese toque de ensueño que cautiva a los turistas.

El idioma oficial de Praga es el checo, un idioma totalmente diferente de los occidentales por su diversa terminología proveniente de diferentes lenguas madre. Allí se utiliza la Corona Checa, pero por ser un miembro a futuro de la zona Euro se tiene previsto la instauración del Euro como moneda de cambio. El clima es agradable, ubicado en unos 18 grados como media, dándole el toque a tus vacaciones con clima fresco. A continuación, te presentamos un itinerario para conocer esta maravillosa ciudad y sus mejores destinos.

Plaza Wenceslao en Praga

Plaza Wenceslao en Praga

La Plaza de Wenceslao, que se encuentra en la parte más nueva de Praga, lugar con una variedad de estatuas dedicadas a la historia de las diversas culturas que habitaron la región de Bohemia en el pasado.

El Museo Nacional, donde hacen vida las obras plásticas de arte europeo moderno y contemporáneo, resaltando la mezcla con la cultura medieval.

La Sinagoga de Jerusalen, lugar de culto judío en la región y que sirve como referencia por la cantidad de movimientos sionistas en mitad del siglo 20 antes de la Segunda Guerra Mundial, y el asentamiento judío desde el principio de los tiempos.

La Opera Estatal de Praga, siendo este sitio referencia europea y de gran renombre en la música clásica, ideal para aquellos aficionados a las finas artes; se pueden disfrutar cada viernes de operas de autores como Verdi.

Plaza de la Ciudad Vieja, marcada por los cambios drásticos que sufrió la República Checa a lo largo de su historia, pasando de ser Bohemia a ser parte del imperio Austro Húngaro, y posteriormente a constituirse como país independiente; en ella tenemos el antiguo ayuntamiento (considerada una obra arquitectónica de gran majestuosidad) y el Reloj Astronómico, famoso por su belleza arquitectónica dando un aire de edad medieval.

Rudolfinum

Rudolfinum

El Rudolfinum, un edificio también majestuoso, donde anteriormente quedaba la sede antigua de la Casa de la Música de Praga, y que posteriormente se convirtió también en la sede del parlamento Checo. Luego de esto se puede cruzar por la ribera del Río de Praga, donde al navegar por sus aguas se puede disfrutar de un atardecer de ensueño.

Como pudiste observar, Praga tiene un aire medieval que da la sensación de estar ubicado en el pasado, siendo transportado en el tiempo y espacio buscando alejarte del mundo cotidiano. Un destino único en toda Europa, a pesar de ser un poco costoso, vale la pena al 100%.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com