Sintra, la ciudad de los castillos

Sintra es uno de los paseos más populares en los alrededores de Lisboa. Sólo tienes que coger el tren y a 30 minutos en coche se encuentra este patrimonio cultural y paisajístico clasificado por la Unesco desde 1995.

La villa cuenta con palacios extraordinarios, un castillo morisco, un jardín semi-tropical y vistas panorámicas. Para ayudarte a planificar tu viaje, en este artículo te presentamos seis atracciones imprescindibles en una visita a Sintra.

Palacio Nacional de Sintra

En el centro histórico, el Palacio Nacional de Sintra es parte del Paisaje Cultural de Sintra. Fue un importante palacio real antes de la Proclamación de la República Portuguesa en 1910, siendo el único ejemplo en Portugal que permanece prácticamente intacto desde mediados del siglo XVI. De origen árabe, el palacio fue progresivamente ampliado entre los siglos XIII y XVI, lo que resulta en un edificio que combina los estilos medieval, gótico, manuelino y romántico.

Destacan la Sala de los Cisnes, la más grande de las habitaciones del palacio, con un techo de 27 cisnes dorados, la Sala de las Asas, decorada con azulejos, donde eran recibidos los embajadores extranjeros, la Sala de los Escudos, la más importante sala heráldica de Europa, que contiene los escudos de las familias nobles más importantes de Portugal, la Capilla Palatina, cuyo pavimento de cerámica y techo de madera se encuentran entre los más antiguos ejemplos de arte mudéjar en España y, finalmente, de la cocina a partir de la cual salen las dos imponentes chimeneas, cada una con 33 metros de altura.

Quinta da Regaleira

Situada a tan sólo 700 metros de la villa de Sintra, esta quinta y la capilla manuelina fueron diseñadas por el arquitecto y escenógrafo Luigi Manini, por encargo del millonario António Augusto Monteiro, que aspiraba a crear un espacio evocador de los símbolos y del glorioso pasado de Portugal.

El palacio contiene chimeneas esculpidas, diversas estatuas y pinturas. Está rodeado de jardines mágicos, con referencias a los templarios, a la masonería y a la alquimia. El pozo simboliza la ceremonia de iniciación de los caballeros templarios. Una gruta da acceso a una serie de túneles a lo largo de los jardines. La Quinta da Regaleira es un edificio público desde 1998, propiedad de la villa de Sintra. Es una de las atracciones más populares de Sintra.

Castillo de los Moros

Situado en un acantilado, a 412 metros sobre el nivel del mar, el Castillo de los Moros se remonta al siglo X después de la conquista árabe de la Península Ibérica. Las murallas del castillo se extienden por la montaña. Cuando el cielo está limpio, la vista es impresionante, que se extiende hasta el Océano Atlántico.

A partir de la villa de Sintra, se puede caminar hasta el Castillo de los Moros (unos 2 km). En vez de la carretera principal, se puede optar por la Rua Marechal Saldanha, ya que esta calle ofrece una caminata más rápida y tranquila.

El Parque y el Palacio Nacional de la Pena

A sólo 1 km por la carretera del Castillo de los Moros, el Parque de la Pena se enriquece con una variedad de plantas tropicales y árboles centenarios. En medio de un parque arbolado, el Palacio de la Pena se levanta sobre una roca escarpada, pudiendo ser visto no sólo de la vecina ciudad de Lisboa, sino también de las playas de Caparica, del otro lado del río Tajo.

El Palacio de la Pena es la principal atracción de Sintra, considerado uno de los ejemplos más impresionantes del Romanticismo europeo del siglo XIX; lo que lo distingue de otros palacios es la combinación de los estilos arquitectónicos manuelino y morisco. El interior de lujo es igualmente impresionante, con un mobiliario ecléctico del siglo XIX, de estilo gótico, neo-renacentista y neobarroco.

El palacio de Monserrate

No muy lejos del centro histórico de la villa de Sintra (3,5 km hacia el oeste), se encuentra un frondoso parque que recibió especies venidas de todo el mundo. Organizado por áreas geográficas, el parque que rodea el Palacio de Monserrate, un ecléctico edificio del siglo XIX. El palacio, de inspiración morisca, ofrece una combinación exótica e interesante de influencias góticas.

El Convento de los Capuchinos

Prácticamente indistinguible de la naturaleza que lo rodea, este pequeño y sobrio convento fue construido en el siglo XVI para albergar a los monjes franciscanos. A menudo recibe el nombre de Convento de Corcho, por sus minúsculas celdas recubiertas de corcho para la protección y decoración encarnan los ideales de San Francisco. Los monjes vivieron aquí una vida sencilla hasta 1834, cuando el régimen liberal ordenó la extinción de las órdenes religiosas.

No existe una conexión por autobús para llegar al convento. A pasos de la estación de la villa de Sintra son alrededor de 7 km (5 km del desvío hacia el Parque de la Pena) a lo largo de una carretera arbolada; si no tienes coche, existe la alternativa del taxi (cuenta con 25 a 30€ ida y vuelta, incluyendo el tiempo de espera).

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com