Svalbard y Vatnajokull: dos maravillas en el norte de Europa

Svalbard es un archipiélago de Noruega que se localiza en pleno Océano Ártico. Se encuentra en una latitud tan alta que es el punto de la Tierra con habitantes permanentes más cerca del Polo Norte. Su ubicación también es el motivo de que en Svalbard la noche es permanente durante la mitad del año; además, cuentan con la maravilla de tener un sol hasta la media noche en los meses restantes.

Después de mucho tiempo, dependiendo de la atracción de carbón, hoy Svalbard busca vivir del turismo. Las islas son consideradas como un destino sostenible, incluso para los más altos estándares de Noruega. A pesar de que gran parte de las islas Svalbard cuentan con una naturaleza virgen (alrededor de dos tercios de su área de protección ambiental), la pequeña comunidad de Longyearbyen es una ciudad bien desarrollada, con restaurantes, bares, hoteles y atracciones culturales. En la arquitectura, destacan las pequeñas casas de madera a color en formato de chalets. Siendo un importante punto de salida para conocer las maravillas naturales que abundan en la región.

En Svalbard es posible escalar los glaciares, esquiar en los meses de verano, trineo, observar las increíbles luces de la Aurora Boreal, hacer un safari en motos de nieve y admirar las increíbles formaciones rocosas de Kvadehuksletta. Es importante destacar que no existen caminos entre varios poblados, siendo que los accesos son por lo general hechas de motos de nieve, en invierno, y de barco, en el verano.

Si decides visitar este hermoso archipiélago, asegúrate de realizar tu reservación con tiempo y conocer todos los pormenores sobre el clima. Svalbard asegura a todos sus visitantes una experiencia única.

Banco mundial de semillas en la isl de Svalbard

Banco mundial de semillas en la isl de Svalbard

Vatnakokull: las hermosas cuevas de hielo de Islandia

Pero no sólo puedes encontrar maravillas en Noruega. Islandia, la increíble isla volcánica del norte, cuenta con atractivos únicos, como Vatnajokull.

Visitar cuevas ya es una actividad que rinde buenas sorpresas. Ahora imagina conocer una de las más impresionantes del mundo. En Islandia, las cuevas de hielo de Vatnajokull, también llamadas cuevas de cristal, integran el Parque Nacional del mismo nombre y llaman la atención de los turistas.

Y no es para menos. Este paisaje surrealista se formó debido al derretimiento de agua glacial, impresiona por los tonos de azul profundo y blanco que se intercalan.

Situadas por debajo de la mayor glaciar de Europa, las cuevas sólo pueden ser accedidas en invierno, entre los meses de noviembre a marzo, cuando las temperaturas llegan hasta los 60 grados negativos. Los paseos para explorar el lugar parten del pueblo de Fagurhólsmýri y pueden ser reservados a través de internet.

Cada año el paisaje en el lugar es diferente, ya que, durante el verano, algunas partes se colapsan formando nuevas cuevas y salones. Así, todos los años se puede apreciar una postal diferente.

Además de las cuevas, el parque alberga también fuentes termales, géiseres y volcanes activos. Un lugar único para conocer y nunca olvidar.

 

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com