Templos de Teotihuacán

Testimonio de las culturas prehispánicas, la ciudadela se levanta a 40 kilómetros de las pirámides del Sol y de la Luna, la Calzada de los Muertos y otros monumentos. Hablamos de los templos de Teotihuacán.

Hay una leyenda que asegura que en Teotihuacán los hombres se convierten en dioses. De esta ciudad prehispánica —a sólo 40 km del Distrito Federal de México— se sabe poco: que fue incendiada y abandonada misteriosamente por sus primeros pobladores, que fue vuelta a habitar por los aztecas y que, pese a los esfuerzos que hicieron arqueólogos e historiadores, son pocas las pistas que echan luz sobre los métodos de construcción de las impresionantes pirámides del Sol y de la Luna, de más de 65 metros de alto y apoyadas en bases cuadrangulares de 225 metros de lado.

Teotihuacán, pirámide de la luna

Teotihuacán, pirámide de la luna

La fama de Teotihuacán sobrevivió en la mítica y la tradición mesoamericana desde su inicio hasta la llegada de los conquistadores españoles, que sólo vieron los restos de un ciudad destruida 750 años antes. Para 1521, quedaba poco del espléndido trazado urbano: algunos muros y las derruidas estructuras piramidales cubiertas por otras de menor calidad que se fue ron superponiendo a lo largo del tiempo. Del tiempo y de las diferentes culturas, ya que en Teotihuacán también estuvieron toltecas y mexicas, que la convirtieron en una suerte de retiro espiritual de su rey, Moctezuma II. Luego llegaron misione ros, hacendados durante la República y, después de la Revolución Mexicana, se fraccionaron los terrenos para alojar a la población. El nombre de Teotihuacán llegó hasta el emperador Carlos V, quien le enviaron a España un fémur de mamut para probar que la ciudadela había sido construida por gigantes.

La arquitectura de los dioses

Sin embargo, a pesar de la destrucción que se imagina, apenas se entra a este complejo arqueológico también se imaginan los días de gloria. Las pirámides, el Templo de Quetzalcóatl, los palacios y las plazas ceremoniales, los frescos y inscripciones, los sofisticados Sistemas de aprovechamiento del agua de lluvia hablan de una sociedad con grandes conocimientos de arquitectura. Y, también, de la devoción por? dioses: Tláloc (dios de la Llu via), Chalchiufiicué (diosa del Agua) y Quetzalcóatl (la Serpiente Emplumada), de quien la leyenda asegura que se marchó para conquistar otras tierras. Durante generaciones, sus adoradores vivieron contando las horas para su regreso.

Entre las edificaciones más impresionantes está la Pirámide de la Luna, que se levanta en uno de los extremos de la Calzada de los Muertos, de más de 5 kilómetros de largo. Desde arriba hay una exce lente vista del conjunto arqueológico. Esta es la construcción más grande de Teotihuacán después de la Pirámide del Sol, célebre por sus —interminables— 248 escalones. Estas dos construcciones datan de la etapa Teotihuacán 1, entre los años 1 y 150 d.C y guardan alguna relación con los movimientos de la Tierra.

Casi pegado al Templo de Quetzalcóatl está la Ciudadela. Las sorpresas no seago tan en Teotihuacán: pinturas, criaturas emplumados, cabezas de dioses como Cipactli, el cocodrilo, que simboliza la unión de la tierra con el agua, el Palacio de Tetida, con patios y laberintos con más de 120 pinturas murales. También el Palacio de los Jaguares, con sus trazos en color rojo sangre, es una buena muestra de la vida cotidiana en los tiempos de esplendor.

Más información sobre la zona arqueológica de Teotihuacán

Informes: teléfono 4000-6300. Otros datos. La zona arqueológica de Teotihuacán está abierta de lunes a do mingo entre las 7 y las 18.30. El co plejo cuenta con una biblioteca, museo, tienda de artesanías y restaurantes. Dónde informarse. Oficina de Turismo de México, teléfono 4393-7070. En Internet: www.visitmexico.com

Un comentario

  1. Lizbeth

Responder

Uso de cookies

Rutasymapas.com usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies