Turismo en Serbia, ¿qué visitar?

Serbia es un país fascinante, rico en historia y cultura. Un lugar que tienes que visitar si viajas a la región de los Balcanes, en el sureste de Europa. Su capital, la ciudad de Belgrado, gana popularidad cada año que pasa debido a sus fantásticas noches llenas de energía y movimiento para los amantes de las fiestas y la diversión nocturna.

Aconsejo visitar este país un poco olvidado; especialmente a la mayor parte de los viajeros que se desplazan a esta zona de Europa y que terminan por ir a países como Croacia, Hungría, Bulgaria y Rumanía, dejando siempre atrás la República de Serbia.

Mali Zvornik

Es una pequeña localidad, ubicada en el Norte de Vojvodina, Serbia. El nombre Mali, el cual tiene como significado “pequeño”, refiere que este lugar es más pequeño que otro lugar con el mismo nombre situado más al Norte. Es un lugar bastante interesante, ya que se siente mucha historia. Si tienes la oportunidad de visitar Mali, no dejes de conocer la Iglesia Católica Romana de Santa Ana, de estilo barroco, del siglo XVIII. Visita también el Obelisco de la Batalla de Kishegyes, como las Ruinas del Pecze. No dejes de visitar el Río Krivaja, uno de los puntos de interés natural más interesantes del lugar.

Subotica

Esta ciudad se encuentra en el distrito de Vojvodina, en el Norte de Serbia. Es una ciudad muy multicultural, donde húngaros, serbios y croatas comparten este espacio territorial. El nombre de la ciudad significa “Sábado”, aunque ha variado según el idioma de los gobernadores que iban por aquí pasando.

Subotica cuenta con un magnífico patrimonio arquitectónico, ahondando principalmente en la arquitectura húngara, pero mezclando también la cultura serbia con la croata. Con esta amplia multiculturalidad, es posible sentir una identidad bastante peculiar, además de que podemos ser testigos de una cultura y tradiciones muy especiales en Subotica. La mayor parte de los edificios/monumentos fueron construidos en el siglo XX, un periodo en el que se vivió un buen momento económico.

Es maravilloso caminar por las calles de Subotica, donde hay muchos cafés y restaurantes, galerías de arte y pequeños parques.

Por ello, Subotica tambié es considerada como una ciudad del Art Nouveau. En tu paso por la ciudad no te puedes perder la Gradska Kuca y la Sinagoga, ejemplos excelentes de este estilo, los dos construidos por los arquitectos húngaros Marcell Komor and Dezso Jakab.

Las iglesias más notables son la Catedral de S. Teresa de Ávila y el Monasterio Franciscano (ambos del siglo XVIII). A las personas les encanta pasear y salir a la calle, y como respuesta a esto, Subotica es una ciudad muy cultural que promueve muchos y diversos eventos en las más variadas áreas (música, cine, comida, artesanía, etc.). No te olvides de probar el “rakija”, un zumo de frutas delicioso hecho con frutas de temporada y que se bebe en la región desde hace siglos. Así mismo, debido al ya citado sincretismo cultural de la región, Subotica es un lugar ideal para probar platos originales de la gastronomía serbia.

Mas informacion sobre este tema

Uso de cookies

Rutasymapas.com usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies