Viajar a Londres

Londres concentra el mayor atractivo turístico de toda Gran Bretaña, y puede presumir de contar con cuatro monumentos declarados patrimonio de la humanidad: El Palacio de Westminster, la Torre de Londres, Greenwich y los Reales Jardines Botánicos de Kew. Contemplar las joyas que albergan sus prestigiosos museos y galerías de arte, pasarlo de vértigo observando a vista de pájaro toda la ciudad desde la British Airways London Eye o dar un largo paseo por sus muchos parques son alternativas que no nos dejarán indiferentes.

En tu visita a Londres es de obligado cumplimiento pasarte por el British Museum, el museo estatal más antiguo del mundo. Alberga joyas de incalculable valor artístico. A lo largo de más de 200 años, ha ido atesorando una colección que, en la actualidad, consta de más de seis millones de piezas entre las que destacan los mármoles del Partenón (Elgin Marbles), las momias egipcias, la Piedra Rosetta y el tesoro de Mildenhall.

Otro museo que acapara la atención de millones de visitantes es el museo de cera Madame Tussands. Es el lugar perfecto para codearse con un sinfín de celebridades, entre las que se encuentran personajes tan variados como: Kylie Minogue, David Beckham, Brad Pitt, La princesa Diana, los Beatles, Mel Gibson, Steven Spielberg, Nelson Mandela, los principes de asturias…

Palacio de Westminster

Palacio de Westminster

Tampoco debes dejar de subir al London Eye, que conforma uno de los perfiles más distintivos del horizonte arquitectónico de la capital. Se trata de la noria panorámica más alta del mundo, que ofrece la oportunidad de disfrutar de las vistas más espectaculares de la ciudad. Podrás divisar más de 55 monumentos históricos en tan sólo 30 minutos.

Apúntate también a hacer una visita gratuita a una de las fortificaciones más emblemáticas de la tierra, la Torre de Londres. Acompañado por uno de los Yeoman Warders, descubre los 900 años de historia de los que han sido testigos los muros de este castillo, en su palacio real, prisión y centro de ejecuciones, casa de la moneda, arsenal, morada de animales salvajes y guardián de las archiconocidas Joyas de la Corona.

Si quieres divisar uno de los monumentos góticos más representativos de Gran Bretaña dirígete a la Abadía de Westminster, una obra maestra arquitectónica que ha sido testigo de coronaciones y bodas de muchos monarcas y alberga los sepulcros de los soberanos y soberanas más notorios del país, además de la tumba del Soldado Desconocido. Uno de los lugares más visitados es el rincón de los poetas donde yacen enterrados escritores como Charles Dickens o Rudyard Kipling. También se puede visitar la tumba de los científicos Isaac Newton y Charles Darwin.

Pásate a ver el Big Ben, es quizás uno de los monumentos más fotografiados de Londres, la torre de reloj que enarbola la Casa del Parlamento. Su nombre, “Big Ben”, hace honor al primer encargado de la construcción, Benjamin Hall, y se refiere a la gran campana de 13 toneladas que marca la hora de los apresurados londinenses desde 1862. El minutero del reloj tiene una longitud de más de cuatro metros y cada uno de los números mide poco más de medio metro.

Entre el pesado tráfico de Londres y el complejo de parques compuesto por St. James y Green Park encontrarás el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la monarquía británica. Actualmente en el palacio reside la reina Isabel II con su esposo el príncipe Phillip y allí recibe a dignatarios e invitados oficiales. El palacio permaneció cerrado hasta 1993, cuando la reina Isabel II decidió abrirlo al público para recaudar dinero para reparar el castillo de Windsor. Desde entonces se puede visitar durante los meses de verano, cuando la reina toma sus vacaciones en el castillo de Balmoral, en Escocia. En las afueras del Palacio, el tradicional cambio de guardia es observado y fotografiado por miles de turistas cada día.

Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham

Si decides tomarte un día más tranquilo y relajado no dudes en acercarte a Hyde Park, calificado como parque real desde 1536, año en el que el rey Enrique VIII adquirió los terrenos. Los dos aspectos más destacables del parque son el Serpentine, un lago utilizado principalmente para embarcaciones de recreo y para darse un chapuzón, y Rotten Row, zona reservada para los paseos a caballo y en carruaje. Este parque cuenta con 6,5 kilómetros de terreno para patinar, montar a caballo e ir en bici.

Antes de finalizar tu viaje debes realizar una excursión por el histórico hermoso río Tamesis, en la que podrás tener una vista general de la ciudad. El rio Tamesis ofrece el escenario ideal para pasar un día relajado, tranquilo e idílico pudiendo disfrutar de la comodidad que le brinda una barcaza.

Ir a Londres de compras

Es imprescindible realizar una visita a Harrods, que es conocido mundialmente por la excelente calidad de sus productos y su incomparable servicio de atención al cliente. Los que visitan el Harrods de Knightsbridge pueden pasar horas buscando y mirando los diferentes productos, que pueden oscilar desde relojes a antigüedades.

También es recomendable pasear por Oxford Street, el epicentro del distrito comercila londinense, una calle con más de 300 tiendas y los centros comerciales más conocidos de la capital, como lo legendarios almacenes Selfridges.

Almacenes Harrods en Knightsbridge.

Almacenes Harrods en Knightsbridge.

Si buscas prendas originales o de estilo vintage no dudes en acercarte a Notting Hill. En este barrio encontrarás una amplia gama de tiendas alternativas y eclécticas y sobre todo, no te pierdas el archiconocido mercadillo de Portobello, donde la calidad y los articulos de los puestos reflejan la elegancia de este barrio. El mercadillo es un ir y venir de gentes de todo tipo, desde los típicos turistas hasta el londinense que persigue esa pieza o esa prenda de última moda. Pásate por las estaciones de metro de Ladbroke Grove, Notting Hill o Westbourne Park, a ver lo que encuentras.

Ocio en Londres

Londres es una ciudad con infinidad de alternativas al ocio, además de toda clase de eventos y festivales que se organizan a lo largo del año. Pubs, clubs, teatro, humor, cine y un largo etcétera.

La oferta musical londinense es de lo más variada: ópera y música clásica en teatros y salas de conciertos, rock, pop, jazz y música dance en sus pubs y clubs. Londres cuenta con 4 de las orquestas más importantes del mundo: la London Symphony Orchestra, la Philharmoni, la London Philermonic Orchestra y la Royal Philarmonic Orchestra.

Si te gusta el ballet no te pierdas el Royal Ballet de Londres, que actúa en la Royal Opera House, situada en Covent Garden. En pleno centro del West End, se encuentra Theatreland, con una de las ofertas artísticas mejores del mundo: teatros, musicales, ballet y ópera a raudales.

El National Theatre de Londres, uno de los símbolos por excelencia del Reino Unido, pone en escena los clásicos de siempre además de todo tipo de musicales, obras nuevas y representaciones para todo tipo de público en sus 3 auditorios: el Olivier, el Lyttelton y el Cottesloe. Londres en una ciudad que marca tendencias en la escena musical nocturna. Cuando cae la noche, el ritmo de la capital pasa a ser optimista, ecléctico y de lo más diverso.

Los aficionados al cine pueden ir a ver uno de los grandes éxitos de taquilla en una sala multiplex gigante o en un lujoso cine independiente.

Los amantes del humor y la comedia no se podrán quejar. Los británicos destacan por su peculiar sentido del humor que queda reflejado a la perfección en los conocidos Monty Python.

Viajar en Londres en Navidad

El comienzo de las navidades londinenses se produce con el encendido de las luces del árbol de Navidad en Trafalgar Square, el 7 de diciembre, dando inicio a unas fiestas que concluirán el 31 de diciembre con la London Parade New Year’s, el mayor desfile callejero de Europa, un desfile lleno de música y baile que atraviesa las calles más importantes de la capital.

Durante el mes de diciembre Londres se llena de alternativas peculiares como la gran carrera del pudding navideño, del 9 de diciembre. En ella, famosos y público participan en esta carrera de relevos chic y festiva en la East Piazza de Covent Garden, con obstáculos que sortear llevando un típico Christmas pudding inglés.

También es posible apuntarse a las cenas medievales de la Torre de Londres. Del 27 al 31 de diciembre se ofrece un fastuoso bouquete con bufones, malabaristas y músicos de la corte de Eduardo I.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad