Castillo de Bran

Viajar a Rumanía

Las historias de vampiros están últimamente muy de moda tanto en los libros como en las películas, pero esto es algo que ya vienen viviendo hace siglos en un país como Rumanía. Unas vacaciones en este país pueden parecer una auténtica fiesta de Halloween.

La mayoría de los turistas merodean por la región de Transilvania, famosa por ser la residencia oficial del Conde Drácula. Pero más allá de estos temidos asuntos, Rumanía nos sorprende con su excepcional belleza. Monumentos, majestuosos castillos y ciudades medievales son sus principales atractivos.

Como os decimos, la mayoría de los turistas se acercan primero a Transilvania para conocer la región de Drácula. Pero, a pesar de que la zona rezuma un aire misterioso nada más verla, las historias de Drácula se nos olvidan pronto con las preciosas ciudades sajonas que nos encontramos.

Un impresionante paisaje de montañas y picos alpinos contrasta con las habituales imágenes de bosques atormentados, aullidos de lobos y demás misterio que se nos viene a la mente cuando recordamos a Drácula. Las Montañas Bucegi en el Valle de Prahova es un paraíso para los esquiadores, con sus empinadas laderas. Otras actividades se pueden hacer en el Parque Nacional Piatra Craiului, descubriendo los ríos subterráneos de Apuseni.

Castillo de Bran
Castillo de Bran. El auténtico castillo de Drácula

El castillo medieval de Vlad III, también conocido como Vlad el Empalador, es también uno de los grandes atractivos de la región. Vlad III fue un antiguo gobernante de los pueblos valacos, conocido por sus maneras sanguinarias y crueles, y supuso la inspiración del novelista Bram Stoker para su novela de Drácula. En el castillo hay numerosos cuadros del gobernante. En el tercer piso se halla el Restaurante Casa Drácula.

Castillos y fortalezas medievales allende los siglos le añaden un encanto especial a Rumanía. La mayoría de ellos, por no decir todos, son merecedores de una visita y conocer su rica historia. El Castillo Corvinesti es un importante monumento gótico que una vez sirvió como fortaleza y residencia de príncipes. Cuenta con torres de nombres tan curiosos como “¡No tengáis miedo!”, y alberga un salón con cuadros de príncipes rumanos y escudos de armas.

Castillo de Corvinesti
Castillo de Corvinesti

El foso del castillo, de 30 metros de profundidad es digno de verse también. Se cree que fue excavado por los presos turcos a los que se les prometió la libertad una vez concluyeran de excavar el foso. Pero, 15 años después, cuando acabaron el foso, continuaron encarcelados. En su recuerdo, hay una inscripción en el propio foso que dice: “Tienes agua, pero lo que no tienes es alma”.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies