Viaje a República Dominicana

Punta Cana se está convirtiendo poco a poco en uno de los destinos preferidos por los españoles. Las numerosas campañas publicitarias que se están llevando a cabo en España para promocionar esta zona de la República Dominicana y el hecho de que prácticamente casi todos los hoteles de la zona sean españoles se está traduciendo en un aumento masivo de las visitas, fundamentalmente a la zona de Playa Bávaro, en donde se concentran la mayor parte de estos hoteles. En Punta Cana confluyen el Atlántico y el Caribe y ofrece playas ininterrumpidas de arena blanquísima, con miles de palmeras y aguas cristalinas, al más puro estilo caribeño. Las temperaturas son altísimas todo el año: a primeros de octubre, por ejemplo, oscilaban entre 28 y 32 grados.

Los complejos turísticos son de los de más alto nivel del mundo. Uno de los más visitados por los españoles es Gran Bahía Príncipe, del grupo Piñero, situado en Playa Bávaro, que agrupa dos hoteles idénticos: el Punta Cana Gran Bahía Príncipe y el Bávaro Gran Bahía Príncipe, de cinco estrellas superior cada uno de ellos. El complejo consta de 1.536 habitaciones, todas júnior suite, con terraza. Es como un pequeño pueblo. Se trata de bungalows de tres alturas con varias habitaciones por planta. Hay avenidas que llevan desde la zona del lobby, teatro, y restaurantes principales hasta la piscina y la playa y otros espacios. Como en una pequeña ciudad. Un sistema de trenes articulados conduce a los turistas a las principales áreas del complejo. Tiene restaurantes temáticos (pescado, japonés, grill, cocina francesa (poca comida), etc, a los que se puede ir tres, cuatro o cinco veces por semana, según el tipo de reserva). Los restaurantes buffet o los bares situados en la piscina principal ofrecen también comida de buena calidad. Falla la animación para los niños.

Al menos en septiembre, cuando visitamos el hotel, ni una sola vez fueron las animadoras a la piscina o a la playa a jugar con los niños. Sólo estaba en funcionamiento, es un decir, un miniclub, que no ofrecía actividades si no había más de cinco niños, por lo que en realidad era más una guardería. La minidisco, floja también. Poco más de media hora en la que una chica bailaba cada día las mismas canciones. Es lo menos brillante de un complejo de gran nivel, lleno casi siempre de españoles, ideal para los que buscan descansar y no preocuparse de nada. El personal del complejo una maravilla, un diez para casi todos. Gente muy amable, aunque el ritmo de vida local, lento, lentísimo, puede llegar a veces a estresar si uno no se arma de paciencia y cambia el chip.

Playa de Punta Cana

Playa de Punta Cana

Este tipo de complejos ofrece piscinas, playas y actividades diversas como aeróbic, iniciación al submarinismo,clases de baile, etc, pero si desea salir algún día y realizar alguna excursión, hay viajes facultativos a reservas biológicas, cuevas para practicar espeleología, parques de animales, o desplazarse a Santo Domingo.

Viaje a República Dominicana: Puerto Plata y Sosúa

Puerto Plata, otro de los destinos interesantes de la República Dominicana, ofrece además de impresionantes playas, la posibilidad de visitar también la ciudad de Puerto Plata, con interesantes emplazamientos como la Fortaleza de San Felipe o la catedral del mismo nombre, parques, museos, fábricas de ron, etc. Sus discotecas son también muy famosas y es recomendable no marcharse de Puerto Plata sin haber bailado un merengue. Cerca de la ciudad está el Monte Isabel, con casi un millar de metros sobre el nivel del mar, que ofrece una impresionante vista. Está coronado por una estatua de un Cristo de Bronce. Los complejos en esta zona tal vez no son aún del mismo nivel que en Playa Bávaro, pero como contrapartida, posee una ciudad que visitar, algo que no sucede en Playa Bávaro, en donde los complejos están aislados.

Puerto Plata

Puerto Plata en República Dominicana

A una veintena de kilómetros de Puerto Plata está Sosúa, que cuenta también con bonitas playas para practicar deportes acuáticos, y es una zona más tranquila que las dos anteriores, y en donde es más posible entrar en contacto con la realidad dominicana, con sus gentes y tradiciones. Hay dos zonas, los Chamaricos, la zona que menos ha crecido, y la de mayor expansión urbanística, el Batey.

Viaje a República Dominicana: Samaná

Samaná forma una pequeña península dentro de la República Dominicana, y también ofrece larguísimas playas con cocoteros. Una de las particularidades es que son playas, algunas de ellas, muy aptas para los niños, puesto que es posible adentrarse muchos metros en el mar sin que apenas cubra el agua. En cierto modo, de momento, las de Samaná son playas muy poco explotadas aún, que en algunos lugares pueden parecer incluso desiertas.

No deje de visitar la zona de las Terrenas, un verdadero oásis de calma y tranquilidad. La península de Samaná ofrece maravillosos contrastes, pues aparte de las playas hay montañas, frondosos bosques, cascadas, como la del Limón, y preciosas cavernas para explorar, como robinsones. Es posible ver en algunos momentos del año ballenas jorobadas. Hay pueblos tradicionales en los que se conoce a la gente de la República Dominicana. Es, por tanto, un turismo diferente al que puede ofrecer Punta Cana. Uno de los mejores hoteles de Samaná es el Oásis Hotel (www.oasis-hotel.net), en la zona de las Terrenas.

Viaje a República Dominicana: Isla Saona y Bayahíbe

Otra península en la costa dominicana la forman Isla Sahona y Bayahíbe, enclavadas en un parque nacional de más de 40.000 hectáreas. El bosque, por sí mismo, ya es digno de visita, por la cantidad de especies botánicas que pueden descubrirse, ajenas por completo al clima europeo, pero es que además hay un centenar largo de especies aves y en sus aguas pueen verse delfines de la especie nariz de botella y mamíferos marinos en peligro de extinción como el manatí. Pero si destaca también por algo es por sus más de de 200 cuevas.

Isla Saona

Isla Saona

Si se sigue el parque se llega a Bayahíbe, un pequeño pueblo de pescadores que ofrece una línea de costa fascinante, con formaciones de coral y aguas transparentes. En sentido contrario está lo que para muchos es la estampa de una playa en estado salvaje: Isla Saona. En realidad, las playas de zonas como ésta o Samaná, donde se rodó el anuncio de Bacardí, son parecidas y todas ellas maravillosas. Varían ligeramente. Las embarcaciones para ir a Isla Saona parten desde Bayahíbe. Tal vez no es un emplazamiento para pasar allí diez días, salvo que te guste el buceo y los deportes acuáticos, pero sí puedes hacer excursiones opcionales a esta zona si te encuentras por ejemplo en Punta Cana, puesto que se tarda una hora y media en llegar.

Viaje a República Dominicana: Santo Domingo

Santo Domingo, si se encuentra en cualquiera de las costas dominicanas, es lugar de obligada excursión. Lógicamente en un día no se pueden conocer todos sus encantos, pero sí hacerse una idea aproximada de su patrimonio y lo que de diferente ofrece al visitante. No se pierda la zona colonial del siglo XVI, que fue restaurada con motivo del V Centenario del descubrimiento de América.

Hay lugares históricos que no debe dejar de visitar como la calle las Damas, por donde paseaba antiguamente la nobleza, de ahí el nombre, que invita al paseo tranquilo, antes o después de haber visitado Santa María la Menor, la catedral primada, (en la foto), el Panteón Nacional o el Alcázar. Todo ello está declarado Patrimonio Mundial. Normalmente todas las excursiones que parten desde las zonas turísticas a Santo Domingo incluyen la visita al Parque de los Tres Ojos, con unos preciosos estanques de aguas azules que destacan en la oscuridad de sus cuevas. Otra opción es el acuario nacional, para conocer las variedades de peces que habitan por esta zona centroamérica. Le dejaran en el mercado modelo, para que realice compras.

Iglesia de Santo Domingo

Iglesia de Santo Domingo

Las agencias o los guías, no todos, suelen tener comisiones en ellas, y no es la zona más barata de Santo Domingo para comprar, pero al cambio con el euro, tampoco merece la pena, tal vez, ir en busca de otras calles, por ahorrarse al final media docena de euros.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad