Iglesia de Santiago de Gobiendes

Visita a Santiago de Gobiendes

En Asturias podremos encontrar decenas de ermitas, iglesias o templos en general con gran valor histórico y arquitectónico. El que hoy presentamos, el templo de Santiago de Gobiendes es uno de ellos. Este bello templo prerrománico se halla sobre las faldas del monte Sueve, en un impresionante y bello paraje.

Se sabe que su construcción se comenzó a finales del siglo IX, pues en ese preciso momento aparece como donación de Ordoño II a la iglesia de Oviedo. Como es lógico, ha sufrido numerosas reformas, del que podemos destacar el de 1853, seguramente la más desafortunada pues se le adosó un pórtico a los pies y se amplió el ábside. Como otros templos de la zona, esta pequeña iglesia sufrió los efectos de la Guerra Civil Española.

La iglesia en sí tiene una planta basilical, tres naves, las laterales bien estrechas y se puede decir que se organiza en cuatro tramos. La cabecera es recta y se divide en tres capillas que aparecen rematadas por bóvedas de cañón. El ábside que vemos hoy sustituyó, y por eso anteriormente hemos dicho “reforma desafortunada”, al que existía anteriormente.

Iglesia de Santiago de Gobiendes
Iglesia de Santiago de Gobiendes

La decoración del templo se puede describir comenzando desde los capiteles, los cuales sirven de apoyo a los arcos de separación de las naves y presentan el interés de una decoración esmerada y cierto parecido con los de Valdediós. El interior de la iglesia se sabe que estuvo decorado con pinturas al fresco, pues nos lo permite conjeturar algún que otro pequeño resto en las paredes.

En cuanto a la nave central, decir que aparece separada de las naves laterales por cuatro arcos semicirculares. Las naves laterales se cubren con techumbre de madera y cada una de ellas cuenta con sus respectivas dos puertas. El pórtico de la primitiva construcción forma parte del último tramo de la nave. Por suerte, en la última restauración se recuperó el suelo original.

Así pues, vemos que este templo es una de las tantas que a pesar del paso del tiempo y cambios arquitectónicos, ha sabido preservar parte de su encanto original. Podemos visitarlo y dar un paseo por el campo, pero lo cierto es que merece la pena fijarse en sus pequeños detalles, admirarse de cómo una construcción con más de mil años puede ser tan actual y tan interesante para los visitantes de hoy en día.

Tags:

Deja un comentario

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies