Visitar el Parque Güell de Barcelona

Uno de los lugares que no puedes dejar de visitar si pasas por Barcelona es el Parque Güell, otra de las geniales obras de Antoni Gaudí.

El Parque Güell es un inmenso jardín creado en torno a una original arquitectura que no deja indiferente a nadie, repleto de senderos que nos llevan de un mundo a otro en apenas unos metros. Además ha sido escenario de varias películas de Hollywood, por ejemplo la películaVicky Cristina Barcelona”.

El parque Güell es una de muchas creaciones de Gaudí y si estás en Barcelona sólo por un par de días, le sugiero que tome el tiempo para ir a verlo. Se trata de un gran parque con muchas estructuras de piedra y fascinante mosaico de color. Desde la parte superior del parque se obtiene una maravillosa vista del parque y de la ciudad. En la parte superior del parque hay una pequeña tienda donde se pueden comprar bebidas frías o un aperitivo. Hay asientos de mosaico de colores también disponibles donde se puede descansar y tomar fotos de la impresionante vista.

Parque Güell, una de las principales obras de Gaudí en Barcelona

Parque Güell, una de las principales obras de Gaudí en Barcelona

Este parque, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, fue construido desde 1900 hasta 1914 para el Sr. Eusebi Güell como un jardín residencial privado. Sin embargo, el parque se convirtió en propiedad pública en 1923. A pesar de que el parque nunca fue terminado por Gaudí, sigue siendo uno de sus más fascinantes creaciones. Es quizás el lugar más visitado de Barcelona y siempre está lleno de turistas. El parque está decorado con palmeras y estructuras de roca. Mediante el uso de la roca diseñada Gaudí quería utilizar la naturaleza tanto como sea posible. Los diseños de cerámica en el techo de las estructuras también se hacen de piezas de cerámica y de vidrio reciclado. Aunque el parque está siempre lleno de turistas, el parque sigue siendo un lugar tranquilo y sereno para estar en la ciudad.

El Parque Güell es uno de los parques más conocidos de toda España por su significado histórico dentro del mundo de la arquitectura catalana. Se le puede encontrar en la ciudad de Barcelona, España. Fue mandado a construir por Eusebi Güell, a quien se le debe su nombre. Un fanático de las interesantes obras de Gaudí. Quien seria contratado por Güell para el diseño principal del parque.

Los comienzos del Parque Güell

Su construcción fue durante la época moderna de España a partir del año 1900, donde empresarios destacados como Güell, invertían en industrias y estructuras importantes. Con el fin de impulsar a España en el mundo del comercio y crear una Barcelona más moderna llena de espacios culturales llenos de arte.

Dado el estilo moderno y característico en el diseño de la estructura del proyecto. El Parque Güell resulto ser toda una novedad de oportunidades para muchos arquitectos y artistas de la época. Permitiéndoles expresar aun más sus habilidades dentro del mundo de la construcción, en combinación con nuevos estilos de arte.

En 1926 abrió sus puertas al público como un espacio turístico y publico para sus habitantes y personas de otros países. Y en 1984 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La historia tras el parque Güell

La idea de Güell al construir el parque, era de crear un espacio que reflejara el libre arte de su artista favorito, como lo era Gaudí. Quien además se encargo de realizar otras obras para su amigo, como “las bodegas Güell”, “los pabellones Güell”, “El palacio Güell!” y “la cripta de la Colonia Güell”. La construcción, parte de la unión de ambas fincas de Güell, las cuales había adquirido un tiempo atrás.

Su objetivo principal era convertir estas fincas en todo un urbanismo burgués. Que contemplara sencillas pero importantes obras, entre las que se destacan: los pabellones, la escalinata que conduce a otra importante obra como la Sala Hipóstila. Seguido de una inmensa plaza.

Destacan también los caminos y viaductos que recorren todo el lugar. Además de jardines y otras estructuras de servicio público que hasta hoy se han servido para el disfrute de todos sus visitantes.

Monumento el Calvario

Pensado originalmente como una capilla religiosa, resulto ser un Calvario constituido por dos escaleras que conducen a la parte más elevada. Donde se ubican tres cruces y sirve de mirador para observar ampliamente una gran parte de la hermosa ciudad de Barcelona. Estas cruces señalan los puntos cardinales, sin embargo ha sido tema de especulación a otros significados.

La casa de Gaudí

Lugar que habito el famoso artista durante varios años. La casa se encuentra ubicada dentro del mismo urbanismo del parque Güell y representa hoy en día un importante museo de Barcelona. En él, se pueden apreciar algunas de las pertenencias más personales de Gaudí durante su vivencia. Así como obras de arte que el mismo coleccionaba.

Esto es posible, gracias a la asociación de “Amigos de Gaudí”. Quienes se encargaron de comprarla para fundarla como un museo a todo público tras la muerte del arquitecto.

La plaza histórica

Quizás el lugar más concurrido por quienes visitan el histórico lugar. Según los datos de la historia, se dice que la plaza representaba un teatro griego donde se llevaban a cabo importantes eventos. Es de forma ovalada y está cubierta en su borde externo por cerámicas y cristales coloridos que le aportan un estilo único y moderno.

Dispone también de unos bancos que sirven perfectamente como un balcón. Para los visitantes que deseen disfrutar de un merecido descanso mientras deleitan la vista de los demás alrededores. Un aspecto significativo en su construcción es la recolección de las aguas precipitadas. Las cuales fluctúan por las columnas que rigen la estructura y que luego es usada como riego de las áreas verdes del parque.

Con más de 500 visitas por hora, el Parque Güell contiene en su interior aun mas estructuras por describir y conocer. Por ello te invitamos a que investigues un poco más sobre los demás lugares que este monumento histórico tiene para ofrecerte.

Entrada al Parque Güell.

Entrada al Parque Güell.

La ubicación es la montaña del barrio del Carmel, en la cara que mira al mar. La entrada principal se encuentra en la calle Olot (se recomienda empezar su visita de este lugar). Hay un montón de recuerdos de la naturaleza a lo largo del parque. Por ejemplo, la verja de hierro del jardín representa conchas de mar. Las encantadoras dos pabellones donde utilizan como casa de guardia y son actualmente la oficina de recepción y una librería especializada en obras de Gaudí. Uno del pabellón imita una silla para montar un elefante porque la familia Güell estaba enamorada de la India.

Las zonas destacadas del parque son:

La escalinata, donde se sitúa el famoso dragón de color azul.

La sala Hipóstila, repleta de enormes columnas como si de un gran palacio se tratase.

La plaza central, que está situada justo encima de la sala Hipóstila. Desde aquí la vista de Barcelona es espectacular.

Los Viaductos: una de las zonas más originales del paque, son unos senderos de tres kilómetros de longitud, con ancho suficiente para el paso de carruajes de la época. Lo conforman una serie de pilares recubiertos de piedras incrustadas.

El Calvario, uno de los lugares más altos del parques y también con magníficas vistas. Aquí debía estar la capilla del parque, pero fue reemplazada por un monumento con tres cruces en honor a los restos prehistóricos que se encontraron en el lugar.

La Casa-Museo Gaudí. Fue la residencia de Antoni Gaudí desde 1906 hasta 1925. Aquí se encuentran expuestas algunas de las obras del arquitecto para la Casa Batlló o la Casa Milà entre otras muchas.

Dragón de la escalinata.

Dragón de la escalinata.

El acceso al parque es gratuito todos los días del año.
Junio ​​a septiembre – Todos los días de 10 a.m.-9 p.m.
Abril, mayo y octubre – Todos los días de 10 a.m.-8 p.m.
Mar y noviembre – Todos los días de 10 a.m.-7 p.m.
Diciembre-febrero – Todos los días de 10 a.m.-6 p.m.
La entrada al parque: € 8 (€ 7 en línea)
Niños 7 – 12 años de 5,60 euros (4,90 euros en línea)
Los niños menores de 7 años gratis

Para llegar lo mejor es el transporte público: en metro saliendo en la estación de Vallcarca. También se puede llegar en autobuses turísticos, que recorren todos lugares de interés de Barcelona.

Parque Güell, una de las principales obras de Gaudí en Barcelona

Cómo llegar al Parque Güell

La estación de metro de Lesseps (Línea 3). ¡ADVERTENCIA! Desde la estación de metro al Parque Güell, a unos 20 minutos a pie, los últimos 200 metros tendrán que subir la colina. Por lo tanto, si usted no está satisfecho con este camino, puede ser mejor elegir un taxi o autobús. La mejor forma de llegar a este parque es tomar un taxi, la estación de metro más cercana se encuentra a más de un kilómetro de distancia y hay un par de calles muy largas, estrechas y empinadas para ir hasta allí porque el parque está situado en una colina a las afueras del centro.

Mas informacion sobre este tema

  • Leave Comments

    • Responsable: Octavio Ortega Esteban
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
    • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com